Cuencamé, sin problemas por cuestión migratoria: Guerrero Moreno

DURANGO, DGO.-Actualmente no se vive una etapa complicada por el paso de migrantes en Cuencamé, toda vez que si bien ese municipio no es un lugar en la ruta de la travesía hacia los Estados Unidos, su cercanía con Gómez Palacio pudiera representar que algunos se trasladen a ese lugar, pero han sido pocos los casos registrados, informó Ismael Guerrero Moreno, alcalde de Cuencamé.

                En lo que va del año, destacó el edil, se ha detectado un máximo de 10 personas que por alguna situación han quedado varados en el municipio, en su intención de llegar hasta la frontera norte del país, lo que no representa un número significativo, ni se trata de una situación que no se pueda manejar.

                Lo que se hace en estos casos, explicó Guerrero Moreno es brindarles un apoyo inmediato, ya que el gobierno municipal a su cargo cuenta con un albergue, que es a donde son conducidos, mientras se ponen en contacto con las autoridades del Instituto Nacional de Migración (INM); además se les brindan alimentos y los servicios necesarios, así como el traslado a la capital del estado o a Gómez Palacio, donde se encuentran las dos sedes del INM.

                Respecto a ciudadanos de Cuencamé que estén saliendo hacia otros países, principalmente Estados Unidos, el alcalde subrayó que como sucede en prácticamente todos los municipios de Durango, históricamente hay migración, aunque tampoco se registran grandes cantidades de personas que salgan del municipio, y menos en la cabecera municipal. La región sur del municipio, dijo, es donde mayor cantidad de gente que se va a los Estados Unidos hay, aunque no ofreció una cifra exacta, pero afirmó que no son demasiados.

                Para evitar la migración de los locales, apuntó, se cuenta con la actividad minera, sobre todo con la empresa Peñoles, que se encuentra instalada en el norte de Cuencamé, así como la presencia de varias maquilas, lo que favorece la permanencia de los habitantes de la zona en sus lugares de origen.

Deja un comentario