El riesgo en la Presa del Hielo es latente, pero sigue la negativa a retirarse de la zona

Fotografía (Archivo Enlace magazine)

DURANGO, DGO.-Las lluvias ocasionaron problemas severos en la zona de la Presa del Hielo y sus alrededores, lo que incluso generó la pérdida de vidas humanas, sin embargo, ahora que están llegando las precipitaciones a la capital del estado, el riesgo de una nueva tragedia continúa, ya que quienes viven ahí se niegan a retirarse, e incluso se siguen vendiendo predios y construyendo viviendas, informó Adrián Alanís Quiñones, secretario general de Gobierno en Durango.

                Las pláticas con las 34 familias que se encuentran en riesgo, destacó el secretario, han sido continúas, y también se ha buscado a quienes están vendiendo los terrenos, que son los ejidatarios del lugar, para que dejen de ofertar los predios, “porque no es posible que después de la inundación que hubo en el 2016, que se llevó la casa que estaba en el vaso de la presa, ahora haya cuatro en construcción; no es posible, y aparte el municipio no les ha dado las licencias respectivas, no Obras Públicas Municipales ni Desarrollo Urbano, entonces las están haciendo a la fuerza”, señaló.

                Ya existe el fraccionamiento Alcaldes, que es a donde se les ha ofrecido que se cambien, y se encuentran en fase de negociación, aunque hay renuencia de parte de las propias personas que vendieron los predios en las zonas de riesgo, ya que muchos piden que sea el gobierno del estado quien les reinstale en otro lugar, “como si nosotros fuéramos los culpables de hacer eso, y ellos son los culpables”, por lo que, subrayó el secretario, se actuará de forma más drástica en caso de que sigan con la negativa, porque ya las lluvias se están presentando “y en cualquier momento puede haber de nueva cuenta los accidentes, los incidentes y lamentables muertes que ya hubo”.

                En los sexenios anteriores no se habían hecho trabajos de desazolve de la tubería de la acequia, que estaba taponada por cientos de toneladas de basura, además de que la lluvia que cayó ese día fue atípica, y aunque ahora hay mejores condiciones en los canales que desfogan en ese lugar, no quiere decir que el riesgo haya pasado, y agregó, es por eso que se deben tomar las medidas necesarias antes de sufrir una nueva desgracia.

Por Carlos Yescas Alvarado

Especial/Enlace magazine

Deja un comentario