El estado, sin recursos suficientes para llevar un programa regular de apoyos: Rivas Loaiza

Fotografía (Archivo Enlace magazine)

DURANGO, DGO.-La situación financiera del gobierno del estado no es buena, por lo que no se pueden desarrollar programas de forma regular, pues se trabaja básicamente “con lo que va llegando”, y por ello el fin de año no será lo esperado, comentó Jaime Rivas Loaiza, secretario de Bienestar en Durango.

                Existe la voluntad y los esquemas de trabajo “pero no tenemos disponibilidad financiera”, y agregó, “no estamos cerrando como quisiéramos; sabe la sociedad que no tiene ahorita recursos suficientes el estado para llevar una entrega normal, regular, ordinaria, de apoyos de los programas que normalmente se entregan”, esto, para la temporada invernal.

                Aunque será una cantidad limitada, para los meses de diciembre, enero y febrero, anunció, se entregarán pañales, calentadores y estufas, “y en enero, si hay disponibilidad financiera, vamos a hacer el próximo paquete de licitaciones. Estamos trabajando con lo que vamos teniendo, con lo que va llegando, con lo que va autorizando la Secretaría de Administración y Finanzas de disponibilidad financiera”, subrayó.

                Ante la expectativa de que el presupuesto no sea tan positivo para el estado, señaló que “esperamos que se haga un ajuste, sobre todo para Durango”.

El 3×1, sin recursos

En el caso del programa 3×1, reconoció que de parte del gobierno del estado “no tenemos recursos para aportar, esa bolsa no la tenemos considerada, y creo que ni en el gobierno federal”, aunque comentó que sí existe la voluntad para que se pueda generar esta bolsa, aunque todo dependerá, dijo, de cómo venga el presupuesto federal del próximo año.

                Es importante atender a este sector de la población, como son los migrantes, aseguró, y para ello tendrán que participar de mejor manera los municipios, el estado y la federación, para que este programa pueda volver a caminar, pues ya se tienen los lineamientos y existe la voluntad para hacerlo, pero no el dinero.

Por Carlos Yescas Alvarado

Especial/Enlace magazine

Deja un comentario