A medio año de la pandemia: desempleo, cierre de negocios, crisis económica y muertes.

DURANGO, DGO.-A seis meses de  la pandemia,  el saldo reportado a nivel nacional incluye pérdidas económicas, de empleo y  un alto número de fallecimientos.

Según datos compartidos por el IMSS, entre marzo y julio se perdieron un millón 117 mil 584 debido al impacto económico de la pandemia. Por su parte, la Secretaría de Salud a nivel federal reporta hasta este 22 de septiembre 700 mil 580 y 73 mil 697 fallecidos.

Efectos de la pandemia en Durango

En la entidad, dos mil empresas se reportaron en crisis y cerraron ante la pandemia por Covid-19.

Miguel Castro Mayagoitia, presidente del Consejo Coordinador Empresarial aseguró que hay una pérdida de 20 mil empleos formales e informales en todo el estado.



“Ha sido variable mes con mes, pero en términos generales se cuentan dos mil empresas cerradas y 20 mil empleos perdidos. En el consejo están representadas poco más de seis mil empresas, habría cerrado alrededor del 30 por ciento; en la pérdida de empleo se consideran formales e informales”.

Por su parte, Israel Soto Peña, titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social dio a conocer que en cuatro meses de pandemia, de abril a julio, Durango perdió al menos cuatro mil 318 empleos formales. 


“Es una situación difícil, los que más sufrieron son los trabajadores que ganaban de uno a dos salarios mínimos, los más pobres, los de ingresos más bajos”, y agregó, “los jóvenes son los que históricamente más allá de la pandemia, han tenido mayor desempleo y menores ingresos”, reconoció al señalar que es precisamente el sector joven el que mayor afectación presenta.

En contraste, y de acuerdo a reportes del  Instituto Mexicano del Seguro Social, (IMSS),  pasó de tener 240 mil 621 trabajadores registrados a 236 mil 303 en dicho período. 

Jorge Osvaldo Ortega,  de 22 años, y con apenas secundaria concluida, dijo haber trabajado por al menos un año en una maquila de Durango, y previo en “chambitas” que iban saliendo, siempre con bajo salario. Encontró en la informalidad una opción de ingreso para sostener a su familia.

Ortega comenzó la venta de tacos rancheros sobre uno de los principales bulevares de Durango capital, negocio que le ha permitido un ingreso económico, mejor, comparado a los 900 pesos que recibía por semana en una maquila.

“Me gustó el negocio de la comida, para empezar me da dinero diario; aparte  ya estaba cansado de ser asalariado, recibir poco sueldo por mucho trabajo”. 

Sin embargo, como todo negocio, tiene altas y bajas. Si bien en el mes de marzo, cuando arrancó, las ventas y propinas eran muy buenas, desde entonces ha tenido días favorables y otros no tanto. 

En algunos, su bolsillo se lleva 400 pesos libres. Sin embargo, aunque pocos, hay otros días en que su ingreso baja hasta los 150 pesos.

De acuerdo a Soto Peña, por mes son más las personas que se quedan sin empleo.

Para abril,  explicó, se perdieron 4 mil 205 empleos.
 
Al mes de mayo, se trató de dos mil 534, en junio 835 y julio reporta una pérdida de 949. “La diferencia radica en que baja y sube el comportamiento de desempleo”.

Entonces,  explicó, “mientras el IMSS presenta un balance de cuatro mil 318 empleos perdidos, la sumatoria por cada mes representa ocho mil 523 personas desempleadas”.

Empresarios

A un escenario más complicado se enfrentó Daniel Guerra Zatarain, dueño de Viajes Imperio. 

El ingreso promedio mensual percibido por esa actividad era de 45 mil pesos; de marzo a mediados de agosto recibió cero pesos.  Zatarain calcula sus pérdidas cercanas a los 200 mil pesos.

 Su nula movilidad económica durante los primeros meses de pandemia provocó el cierre de una de sus sucursales. No pudo absorber la renta de 14 mil pesos. 


“El sector turismo fue de los más afectados de todos, nosotros pasamos de ganar dinero a no ganar absolutamente nada (…) las rentas comenzaron a subir, tuvimos que cerrar un negocio. Fueron cuatro meses que pasamos sin ganar ni un peso”, explicó Zatarain.

Los ahorros, dijo, fueron una salvación, aunque no lo suficiente. Por lo que recurrieron a tarjetas de crédito. 

“Nos gastamos todos nuestros ahorros y de ahí fue endeudarnos en tarjetas de crédito por 75 mil pesos, porque no solamente era yo, sino toda mi familia (…) todavía no nos recuperamos”.

En lo que compete al sector salud, que ha sido el más golpeado por la pandemia, desde marzo pasado cuando se registró el primer contagio por Covid-19 en Durango, hasta este 11 de septiembre suman siete mil 226 personas que han dado positivo y 549 fallecimientos, de acuerdo a la Secretaría de Salud.
  
De acuerdo a reportes oficiales, a nivel federal el gobierno ha gastado 1.84 por ciento de su gasto total de compras hasta el 4 de septiembre de 2020, en contrataciones públicas destinadas a atender la pandemia.

Recientemente el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, destacó ante la ONU el papel crucial en la batalla contra los efectos económicos de la pandemia de las remesas que mandan los 38 millones de mexicanos que se encuentran laborando en Estados Unidos. Las remesas este año romperán récord al acercarse a los 40 mil millones de dólares.

El llamado de  Sergio González Romero, secretario de salud en el estado a la población en general ha sido practicar todas las medidas sanitarias a fin de evitar una mayor propagación del virus, de lo contrario hay riesgo de colapso en los sistemas de salud.

Por Cruz Saldaña Gurrola 

Especial/Enlace magazine

Deja un comentario