El Covid-19 está cabrón y más cuando te toca a tu familia: Migrante duranguense

-Fallece connacional duranguense por coronavirus; esposa también internada.

-De regreso a casa y con sentimientos encontrados debido a la pandemia

Fotografía: Cortesía de Google

La  emergencia nacional  sanitaria emitida  en Estados Unidos el pasado 13 de marzo debido a la propagación del coronavirus afectó a millones de personas, entre ellas a muchas familias duranguenses.

Originario de la Soledad, del municipio de Canatlán Durango, Bernavé Celis es carpintero y residente de las Vegas, Nevada.

El paro económico decretado lo obligó a mantenerse en casa por casi mes y medio, pues el lugar donde trabajaba cerrró de manera temporal.

“Nos citaron a una reunión  el 17 de marzo y nos mandaron a la casa, así que yo agarré el seguro del desempleo, además de una ayuda inicial de 1,200 dólares  del gobierno federal y un seguro de 400 dólares semanales; sin nada que hacer aquí me fui a mi pueblo y ahí estuve por más de un mes, guardado, sin salir”.

De acuerdo al reporte semanal del Departamento del Trabajo en Estados Unidos, para la primera semana de mayo ya se habían registrados 36,5 millones de solicitudes para el seguro del desempleo.

 Ya en la Soledad, Celis tuvo oportunidad de comparar las medidas adoptadas por el gobierno de Estados Unidos y México, y reconoció que son diferentes; “En las Vegas la gente anda más relajada, ya están abriendo negocios, en cambio en México los ves con protección y aquí no se aprecia eso”.

Fue ya en Durango donde Celis se enteró de una muy mala  noticia que golpeó sin miramientos a su familia: su cuñado Gabriel Solís Rosas esposo de su hermana Celsa y  quienes viven en los Ángeles, California, ambos también de la Soledad  habían sido internados  en el St. Francis Hospital en la ciudad de Lynwood, a causa del el SARS-Cov-2, (del inglés CoV-2 qué significa Síndrome Respiratorio y Grave) por haber dado positivo al coronavirus.

“Está cabrón, yo no lo podía creer, hasta cuando te toca en tu familia y te das cuenta de este virus existe y es ahí donde te cala, te duele”, expresó Celis.

 Gabriel, de 75 años de edad, después de 25 días de lucha contra el coronavirus finalmente falleció.

“Les pidieron a sus hijos que fueran a visitarlo por última vez y se despidieron a través de una ventana que está cerca de la cama donde él estaba internado”, explicó Bernavé.

Pero esto, dijo, no termina aquí, “es muy triste lo que está pasando, y ahora mi hermana Celsa está también  internada, no hemos podido verla”.

De acuerdo a información proporcionada por sus familiares, Gabriel murió el pasado 07 de mayo  y sería sepultado este 25 en la ciudad de los Ángeles. No se procedió a la cremación.

En una declaración pública Marcelo Ebrard Casaubón, secretario de Relaciones Exteriores, (SRE), dijo que al corte del 27 de abril, dijo había 566 mexicanos fallecidos  por el coronavirus en los Estados Unidos.

Desde  el inicio de la cuarentena en los EU, debido al creciente número de contagios y al incremento de fallecimientos por la Covid-19,  las medidas implementadas en ese país  incluyeron  el cierre de las fronteras, suspensión temporal de actividades no esenciales, restricciones en  salida y llegada  de vuelos internacionales sobre todo a países que en ese momento registraban mayor número de contagios, así como la obligada cuarentena.

 En México, la alarma se dio hasta el 30 de marzo con la declaratoria nacional de emergencia sanitaria entre el periodo del 30 de marzo al 30 de abril, pero ésta se extendería hasta el 31 de mayo.

Mientras algunos estados en México  ya registraban  casos positivos, Durango apenas iniciaba con ello.

En tanto  la  pandemia se propagaba por todos los rincones del país vecino, muchos connacionales se alistaban para tomar vacaciones en sus comunidades de origen y muy pocos gobiernos estatales comenzaban a tomar medidas sanitarias como los filtros en carreteras para determinar el ingreso de connacionales.

En Durango, estas medidas también se aplicaron, pero casi 3 semanas después cuando ya había en el territorio estatal una gran cantidad de migrantes que visitaban a sus familias.

Al interior de los municipios muy poca información les llegaba,presidentes municipales ignoraban que hacer al respecto. y las celebraciones entre connacionales y residentes de las mismas comunidades se daban como cualquier festejo sin tomar la sana distancia ni la aplicación de medidas sanitarias básicas.

Finamente,  y en parte debido a la presión de los mismos medios de comunicación de esa entidad casi tres semanas después fue que el sector salud en conjunción con el resto de las dependencias sumadas a la lucha contra el SARS-Cov-2 implementaron la instalación de 11 filtros sanitarios en puntos estratégicos de entrada al estado.

Celis reconoció que en principio las medidas adoptadas por México eran bienvenidas, pero cuando arribó a su pueblo y recibió un volante donde se invitaba a la población a que si conocían a un connacional recién llegado para que lo reportaran, dijo haberse sentido como un perseguido.

“Me sentí acosado, yo salí muy poco y siempre me mantuve aislado, también vi actitudes poco amigables en las redes acusándonos de que era nuestra culpa el contagio, no se vale, muchos de nosotros hacemos el esfuerzo diario para apoyar a nuestras familias y el que se nos trate así como perseguidos no es correcto”.

Mientras tanto, en redes sociales los mensajes de los usuarios se intensificaron fomentados en parte por la campaña oficial donde se invitaba a que los migrantes no visitaran a sus comunidades y sí lo hacían, se mantuvieran en cuarentena.

En contraste, un mes antes, la visita de los connacionales era esperada por el ramo hotelero, restaurantero y de servicios debido a la derrama económica que esto significa para la región.

Esta preocupación también es compartida por representantes de clubes de servicio de migrantes en Chicago, Illinois se han mostrado preocupados debido a una campaña  que pone en el blanco a los connacionales como corresponsables de la propagación del virus.

Oscar fragoso, de la Federación de Duranguenses en Chicago dijo estar preocupado por la actitud de los propios nacionales.

“Esta situación podría llevar a que fuésemos blanco de agresiones como ya ha ocurrido con personal de enfermería y doctores, no queremos que esto suceda,  ¿y las autoridades que están haciendo al respecto?

Fragoso hizo hincapíe en la valiosa ayuda de los migrantes hacia el país cuando ha habido necesidad de ayuda  y esta ocasión no sería la excepción, pero ante esta situación  externó que alguna situación grave podría ocurrir debido a la expresión de usuarios de redes.

Por su parte, Celis pidió al gobierno de Durango mayor apoyo para los sectores vulnerables.

“La gasolina bajó, pero subieron los precios de la canasta básica, aquí es donde el gobierno tiene que mostrar solidaridad para apoyar a los más necesitados”.

Celis dijo haberse reintegrado apenas hace unos días de nuevo al trabajo; “si esto vuelve, el trabajo parará y regresaremos de nuevo a la cuarentena y a cobrar de nuevo el seguro del desempleo”.

Por Luis Ángel Galván Peimberth

enlacemagazine@hotmail.com

Deja un comentario