Tema de familias homoparentales debe ser a través de una consulta

Fotografía (Carlos Yescas Alvarado)

-Tanto el matrimonio como la adopción, señalan en Red Familia.

DURANGO, DGO.-María del Rayo Fuentes, coordinadora de Red Familia Durango, manifestó que las autoridades deben tomar en cuenta todas las opiniones en el tema de matrimonios igualitarios y la adopción por parte de estas parejas, para que no haya leyes que solo beneficien a algunos.

                Se deben realizar foros, pidió, donde ambas partes manifiesten sus opiniones, y aseguró, “no estamos en  contra, no somos homofóbicos, simplemente lo que estamos diciendo es ¿por qué no aceptan otra figura jurídica? Porque ya estamos viendo que puede ser solamente un capricho más que derecho”, ya que, aseguró, con una figura jurídica diferente, de todos modos tendrían los derechos que están pidiendo.

                A través de una consulta pública, dijo, se pueden resolver estos temas, para que cada quien exponga sus argumentos y su opinión, lo que, subrayó, sería un ejercicio democrático de utilidad para toda la sociedad.

                Al ser preguntada si en los foros se puede demostrar que una familia homoparental puede criar adecuadamente a un niño, ellos lo aceptarían, manifestó, “primero debemos ver por el bien superior del niño. No hay derecho a adoptar, hay derecho a que el niño tenga a un padre y una madre para su pleno desarrollo emocional, sicológico, físico, etcétera. Estamos en la situación de la idoneidad para el niño, de lo que más le conviene al niño, no a los padres adoptantes”.

                En este mismo tema, la coordinadora de Red Familia puso como ejemplo un supuesto caso reciente en el que una pareja de mujeres homosexuales habría asesinado a un niño que era su hijo, por no aceptar vestirse de mujer, con lo que, aseguró, basta para poder afirmar que las parejas homosexuales violentan la integridad de los menores, además de que señaló, hay muchos estudios “donde se demuestra” que lo mejor para un niño es crecer con un padre y una madre.

Por Carlos Yescas Alvarado

Especial/Enlace magazine

Deja un comentario