En un comunicado de pfesna del Departamento de Justicia, informa que un hombre de Nevada fue sentenciado ayer a 37 meses de prisión por evadir sus impuestos federales sobre la renta.

Según documentos judiciales y declaraciones hechas ante el tribunal, Raúl Gil era propietario y operaba tres restaurantes Casa Don Juan en Las Vegas. Desde 2014 hasta 2018, Gil ordenó a su gerente y a su contable interno que crearan cifras de ventas falsas para sus restaurantes que no declaraban ventas en efectivo en aproximadamente $5,1 millones. Luego, Gil proporcionó esos registros falsificados a un contador quien, sin saberlo, los utilizó para preparar declaraciones falsas de impuestos sobre la renta personal y comercial para esos años. 

Luego, en julio de 2018, durante una auditoría del IRS, Gil ordenó a su contador que proporcionara al IRS declaraciones de pérdidas y ganancias que coincidieran con las cifras informadas en las declaraciones de impuestos falsas. Gil también ordenó a su gerente/contable que creara y proporcionara al IRS informes diarios falsos de efectivo y ventas supuestamente impresos desde los sistemas de punto de venta de los restaurantes. Durante las entrevistas con el IRS, Gil declaró falsamente al agente de ingresos que realizó la auditoría, y luego a los agentes especiales del IRS que realizaron una investigación criminal, que los informes diarios de efectivo y los registros de los puntos de venta falsificados eran precisos. En total, Gil causó una pérdida fiscal al IRS de aproximadamente $1,6 millones.

Además de la pena de prisión, el juez de distrito estadounidense Andrew P. Gordon para el distrito de Nevada ordenó a Gil cumplir tres años de libertad supervisada y pagar 2.228.943,65 dólares en restitución a los Estados Unidos.

El Fiscal General Adjunto Interino Stuart M. Goldberg de la División de Impuestos del Departamento de Justicia y el Fiscal Federal Jason M. Frierson para el Distrito de Nevada hicieron el anuncio.

De la redacción

@enlacemagazine

Deja un comentario

Translate »