Foto portada (Cortesía Google)

De nueva cuenta, la población indocumentada es asediada por el endurecimiento de políticas migratorias que buscan detener y deportar a personas con situación irregular en el estado de Texas.

Una de estas iniciativas es el proyecto de ley SB4.

El proyecto es promovido inicialmente por el senador republicano Charles Perry y David Spiller y respaldada por el gobernador Greg Abbott.

Pero, ¿Qué es la Ley SB4?

Bajo el concepto legal de La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles de Texas, (UCLA), una organización no gubernamental en defensa de los derechos civiles en Texas, explica que la SB4 es:

“Una ley que obligaría a los gobiernos locales y a las agencias policiales a cooperar con los agentes federales de inmigración. Castigar a los funcionarios locales que eligen priorizar la seguridad de sus comunidades por encima de la agenda antiinmigrante de los políticos, desvía valiosos recursos locales de las comunidades para atender las necesidades del gobierno federal, corroe la confianza pública en las fuerzas del orden y empuja a las víctimas y testigos de el crimen a las sombras, haciendo que todos estén menos seguros. Los alguaciles y jefes de policía de todo el estado recomendaron encarecidamente a la legislatura que no aprobara esta terrible ley. El gobernador Abbott firmó la SB4 el 7 de mayo de 2017”.

Douglas Interiano, director ejecutivo de Proyecto Inmigrante en el Norte Texas, calificó la SB4 como una ley terrible; “es una tragedia que Texas esté nuevamente intentando socavar las libertades constitucionales en el estado de Texas, recodemos que pasó una situación similar con la SB9 y en los próximos días podría firmarla y es una tragedia que nosotros no hayamos entendido que la población migrante es una bendición para este estado”.

Vea: https://www.facebook.com/watch/?v=2312719815582480

 

Interiano señaló que la población latina en ese estado sobrepasa el 39 por ciento; “con o sin documentos están contribuyendo a este estado; politiza en este momento la vida de seres humanos, tratar de arrancarles un derecho que tienen ellos como sujetos de este país, es imperdonable”.

Aseguró Interiano que hay mucha incertidumbre entre la comunidad inmigrante; “claro que estamos muy preocupados y no queremos que esto se preste a un perfil racial y que el gobierno de este estado tome libertades que no le corresponden; la ley de migración es de índole civil federal pero no es penal, y por supuesto que estamos muy preocupados”.

Por su parte, María del Carmen Acosta presidenta de Casa Veracruz en Dallas señaló que este tipo de leyes son discriminatorias.

“Todos los proyectos de leyes migratorias que han hecho llegan al mismo punto, a criminalizar   afectar a los inmigrantes sus derechos que tienen ya; esta ley no solo viola enmiendas constitucionales que dan el derecho a un debido proceso, pero no lo hacen y violan la propia constitución de los Estados Unidos”.

Vea: https://www.facebook.com/watch/?v=367746758989196

 

Ante esta situación Acosta dijo que se hace necesario unificar esfuerzos entra la propia comunidad y construir un frente común.

 

Domingo García, presidente nacional de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos, (LULC), remarcó que, “es otra vez una ley que es anticonstitucional, así como la que pasó en Arizona con la SB1070; la Corte Suprema dijo que solo el gobierno federal puede pasar leyes de inmigración no estados o municipios, y como este 2024 es año de elecciones han tomado a los inmigrantes como una piñata política”.

Vea: https://www.facebook.com/100094867201183/videos/323739047043466

 

García señaló que, “es una mentira que vino desde Donald John Trump y sigue con varios elementos del partido republicano usando el miedo de los inmigrantes como una táctica política para tratar de dividir a nuestra comunidad latina de los americanos blancos y de esa manera ganar las elecciones a través de táctica crueles e inhumanas”.

Roberto Alonzo, ex representante estatal del Partido Demócrata en Texas, en entrevista con este medio destacó que las acciones implementadas por Greg Abbott, gobernador de Texas solo son con fines electorales donde el objetivo primordial es lograr más votantes para el partido republicano en este 2024.

“Como diputado estatal, peleé varias leyes como estas, y lo que yo veo es que hay un miedo del partido republicano y están tomando a la migración un chivo expiatorio y están haciendo y reforzando a sus seguidores como siguen ganando en Texas, siguen haciendo este tipo de leyes”, y agregó, “no solo en inmigración, también en educación porque tienen los números para hacerlo, en la Cámara de Diputados, el Senado y el apoyo del gobernador”.

Vea: https://www.facebook.com/100094867201183/videos/1007002943717136

 

Este es un pleito entre los republicanos y el presidente Joe Biden, no quieren hacer lo que él quiera, pero él (Biden), es el presidente y los reclamos pueden deshacer las leyes de Biden si tienen las dos terceras partes, pero no las tienen, lo que están haciendo es hacerlo en contra de la constitución y ver si la Suprema Corte lo permite”.

Para Eladio Vargas, residente del Norte de Texas, ex consejero del Consejo Consultivo del Instituto de los Mexicanos en el Exterior, (IME), expresó su preocupación por el temor que se ha propagado entre la comunidad indocumentada, y de la que señaló, “si no hay un ataque directo, la comunidad hispana no reacciona, se requiere de una sacudida para que despierte y demande sus derechos”.

Vea: https://www.facebook.com/watch/?v=744937150788513

 

Vargas quien durante mucho tiempo fue parte de las manifestaciones en favor de la comunidad migrante, reconoció el aplastante silencio que existe al seno de la comunidad hispana ha contribuido a un letargo del que el activismo no ha querido despertar.

“Poco o nada ha habido para protestar por estas leyes, urge unir esfuerzos y reactivar la participación de nosotros los migrantes”.

 

Por Luis Ángel Galván Peimberth

@enlacemagazine

Deja un comentario

Translate »