Los “olvidados” de Abrazando Almas

Fotografía (Cortesía de facebook)

DURANGO, Dgo.-Para María Santos, originaria de Vicente Guerrero, la oportunidad de ver a sus hijos después de 20 años ha sido uno de los sueños más acariciados, sin embargo, esto no se ha podido lograr, pues la autoridad responsable que en su momento ofertó esta opción brilla por su ausencia.

“Todo está en que ahora sí, que ahora no, que hasta el año 2023; yo hice esto desde el 2019 y hasta el momento ha sido fecha y hora que no he sabido nada del Instituto de Atención a Migrantes pues no ha dicho nada, no he tenido ni siquiera una llamada para saber que ha pasado”.

Santos dijo que en su momento ella había cumplido con todos los requisitos que el propio instituto le había pedido pero que ellos no han hecho su trabajo; “me siento frustrada pues pasa el tiempo y no sé nada”.

Santos expresó su tristeza, “somos los olvidados, no nos dicen nada y mis hijos todos los días me preguntan qué ha sucedido, pero no sé qué decirles, porque en esa oficina tampoco responden a las llamadas” y agregó, “me siento triste porque mis cuatro hijos que están en Austin, Texas no podré verlos”.

Antecedentes

En el 2018 como parte de la estrategia para buscar un acercamiento con los migrantes duranguenses, el gobierno del ahora exgobernador José Rosas Aispuro Torres inició un programa de reencuentro familiar   llamado Abrazando Almas, donde los padres de migrantes duranguenses indocumentados que residen en los Estados Unidos, podrían reunirse de forma temporal con ellos a través de un proceso de solicitud de visa para viajar a ese país.

Este programa, originalmente llamado Corazón de Plata, fue creado por las organizaciones de migrantes zacatecanos en junio del 2012. Hasta el momento por lo menos 15 estados de México, incluido Durango lo han copiado y le han dado el sello personal del gobierno en turno.

Aunque el proceso de inscripción comenzó, la pandemia se encargó de retrasarlo, a tal grado que hasta este día y según el dicho de Melero Corral el instituto lo último que les dijo hace más de seis meses era que la frontera de Estados Unidos con México seguía cerrada por lo que no se podía llevar a cabo ningún trámite.

Contagio baja y permite apertura de fronteras.

Desde el pasado 08 de noviembre del 2021, es decir desde hace nueve meses, el gobierno de los Estados Unidos reabrió las fronteras para el ingreso de personas en calidad de turistas y hasta el momento esto ha continuado así.

Juana Melero, duranguense, dijo haber pagado el derecho para el trámite de visa y ya estaba lista para ir a Monterrey, “cuando se vino la pandemia cerraron la oficina y hasta el momento no he sabido nada de ello”.

Melero dijo que desde la primera parte del trámite no se pudo concretar, “y yo lo entendí pues esta enfermedad de la pandemia no nos dejó, pero de esto hace más de dos años y no he sabido nada”.

Melero dijo tener cuatro hijos dos mujeres y dos hombres, todos en Chicago, “Una vez hace tiempo me llamaron para decirme que no sabían hasta cuando iban a abrir la oficina del instituto; “me dijeron que nadie estaba yendo a trabajar por la pandemia, esperé algún tiempo, pero nadie nunca me respondió a las llamadas; me quedé esperando y nunca me llamaron”, y agregó, “he seguido intentando pero nadie responde al teléfono”.

Al igual que Santos y Melero, por lo menos 142 personas habrían solicitado también este trámite vía instituto de atención a migrantes.

De acuerdo a información brindada por extrabajadores de ese instituto el último viaje que se realizó a los Estados Unidos fue el pasado 31 de diciembre del 2021, a los Ángeles, Chicago y Dallas cuando el punto más álgido del contagio de la Covid-19, sin respetar los protocolos sanitarios.

Se buscó comentarios de ese instituto sin embargo ni hubo respuestas.

Por Luis Ángel Galván Peimberth

@enlacemagazine

Deja un comentario