Monclova, trágico paso migrante

MONCLOVA, Coah.-La ciudad de Monclova, Coahuila, se ha convertido en un paso prácticamente obligado para migrantes sudamericanos y caribeños, que buscan ingresar a los Estados Unidos a través de la frontera de Piedras Negras.
La llamada ‘Capital del Acero’ se ubica a 240 kilómetros de distancia de Eagle Pass, Texas (ciudad texana vecina de Piedras Negras) y en este 2022 ha sido escenario de tragedias e incidentes en los que indocumentados se han visto involucrados, en su arduo camino por alcanzar ‘el Sueño Americano’.


Durante 2021, observar familias completas de haitianos en las calles de Monclova se tornó en un escenario común. Incluso, hubo personas de origen senegalés que también llegaron al municipio -uno de ellos, incluso, estuvo internado durante meses en el Hospital General Amparo Pape de Benavides, luego de golpearse la cabeza mientras viajaba en el techo de un tren.

Hacia enero del presente año, el flujo de indocumentados por el territorio monclovense se redujo.
Sin embargo, todo cambiaría en el mes de marzo.

Tragedia y muerte

El 05 de marzo de 2022, alrededor de 160 migrantes fueron abandonados en la caja de un tráiler, sobre el Libramiento Carlos Salinas de Gortari, a unos metros del entronque de esta arteria con la Carretera Federal 57.
Haciendo un esfuerzo sobrehumano, algunos de los varones que viajaban en la caja lograron abrir la puerta para poder escapar, ante la desesperación de la falta de oxígeno, la falta de agua y alimentos y el sofocante calor de más de 40 grados centígrados.
Fue cerca de las 2:30 de la tarde cuando automovilistas que viajaban por el área comenzaron a reportar la presencia de indocumentados junto a la carretera, y autoridades de diversos niveles, así como integrantes de cuerpos de rescate, acudieron a brindarles auxilio.

De acuerdo a medios de la localidad, los migrantes subieron al camión en Tabasco, en la ciudad de Villahermosa, y su destino era, precisamente, la ciudad de Piedras Negras, con la intención de cruzar hacia Eagle Pass.
Una vez liberados, un nutrido grupo optó por abandonar el lugar, antes del arribo de las autoridades, y de acuerdo a un comunicado del Instituto Nacional de Migración, lograron ser rescatadas alrededor de 64 personas  – 47 personas originarias de Nicaragua; seis de Honduras; tres de Guatemala; siete de Cuba y una de la que se desconoce su nacionalidad-   .
El comunicado indicó también que 14 personas fueron hospitalizados, la mayoría por deshidratación severa.
“Son 19 mujeres, 38 hombres y siete infantes que quedaron bajo tutela del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) en la entidad”, informó también la dependencia, que también detalló que el chofer y el tráiler quedaron a disposición de la Fiscalía General del estado.
Entre los hospitalizados estuvo una mujer nicaragüense embarazada, que sufrió una muerte fetal y después, ella misma murió.
Trascendió también que la autoridad migratoria entregó tarjetas de visitante por razones humanitarias a todas las personas rescatadas.

Rescatan a cubanos
Apenas 8 días después, el 13 de marzo, también sobre la Carretera 57, “fueron ubicadas en Monclova 82 personas migrantes de nacionalidad cubana, que eran transportadas en condición de hacinamiento en la caja seca de un tractocamión”, detalló también el INM en un comunicado.


El Instituto detalló que de la cifra citada, 70 eran personas adultas (42 varones y 28 mujeres) y 12 eran menores de edad, que fueron resguardados por el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia local.
De nueva cuenta, autoridades de diferentes niveles de gobierno y paramédicos acudieron a brindar auxilio, para transferir a los indocumentados que requerían de atención médica urgente a hospitales locales.

Muere pequeño nicaragüense de cuatro años
La madrugada del 28 de abril, sobre la Carretera Federal 53, en el municipio de Castaños, aledaño a Monclova, un grupo de migrantes viajaba a bordo de una camioneta, que se impactó contra un tráiler de doble remolque.
En el accidente murieron dos migrantes nicaragüenses. Uno de ellos viajaba junto a su esposa e hijo, un niño de cuatro años, que murió días después, al no soportar sus lesiones.
Hubo además seis heridos; y el chofer de la camioneta logró huir del lugar.

Incertidumbre
Hacia el final de la primera mitad del año, aún se observan migrantes pidiendo caridad en los cruceros de Monclova.
Resulta imposible determinar a ciencia cierta qué pasará durante el segundo semestre de 2022, dado que las autoridades coahuilenses mantienen el despliegue de retenes y revisiones en los autobuses foráneos y camiones de carga, como una medida de prevenir más tragedias en el área -así como el propio paso de indocumentados.

Por Aníbal Said Díaz González

Especial/Enlace magazine

Deja un comentario