Fentanilo: la otra epidemia en Estados Unidos

Fotografía (Cortesía Google)

-Los números de muertes por sobredosis alcanzan su mayor número en la historia.

No es un secreto que Estados Unidos es uno de los países con mayor consumo de drogas en todo el planeta, pero si de por sí ya era preocupante la situación, con la aparición de opioides sintéticos, como el fentanilo, se han alcanzado niveles nunca antes vistos en el número de muertes por sobredosis, lo que también debe encender la alarma en México, ante un posible incremento del consumo de esta sustancia en el país.

De acuerdo a información de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades en Estados Unidos, de abril de 2020 al mismo mes de este año, se registró un incremento de un 28.5% de muertes por sobredosis, lo que estaría asociado a la ansiedad y depresión causada por la pandemia, además del aumento en el uso de sustancias sintéticas.

El fentanilo es un medicamento analgésico y anestésico autorizado desde 1968, más potente que la morfina, por lo que su uso se extendió de forma acelerada y para 2017 ya era el opioide sintético más utilizado por médicos y en hospitales de los Estados Unidos, pero también, debido a la gran demanda de drogas como la heroína y otros medicamentos, algunas personas comenzaron a utilizarlo de forma ilegal. Cabe resaltar que el fentanilo está en la lista de medicamentos esenciales de la Organización Mundial de la Salud.

Desde el 2016, el uso de fentanilo ha sido la principal causa de sobredosis en Estados Unidos, y es que anteriormente se conseguía esta sustancia con recetas falsas o de otras maneras, pero los cárteles de las drogas al ver esta “oportunidad de negocio”, empezaron a fabricar fentanilo de forma ilegal, lo que ha causado el aumento en las muertes, y es que el fentanilo es más potente que la heroína, genera mayores ganancias en su venta y además es mucho más fácil de empacar y distribuir, así que poco a poco ha ido dejando atrás el consumo de la heroína y otros opiáceos, e incluso existe la posibilidad de que elimine estas sustancias del mercado de las drogas.

De abril de 2020 al mismo mes del 2021, se registraron 100,306 muertes por sobredosis en Estados Unidos, y se tiene incremento de esta causa de muerte en prácticamente todos los estados, excepto cuatro de ellos. El mayor aumento de muertes por sobredosis se ha registrado en Vermont, con un 70%, West Virginia con un 62% y Kentucky con 55%.

Poco a poco, la sobredosis, principalmente asociada con el consumo de fentanilo, se ha ido convirtiendo en la principal causa de muerte entre jóvenes en Estados Unidos, lo representa un problema grave, además de que la situación económica y la pandemia ha incrementado el consumo, aunque para varios especialistas el que la pandemia termine no va a reducir el consumo.

En el caso de México, aunque no hay un consumo tan elevado de fentanilo, sí ha cambiado la forma en que operan los cárteles, y es que anteriormente esta sustancia se enviaba desde China a las diversas ciudades de Estados Unidos, pero ahora los grupos delictivos en México han establecido redes con los cárteles chinos para la distribución, e incluso comenzaron a importar los precursores químicos para la elaboración del fentanilo en sus propios laboratorios en México. En la actualidad, la DEA considera que los cárteles mexicanos ya están entre los principales proveedores de esta sustancia en Estados Unidos, lo que sin duda es una señal de alerta para los gobiernos de ambos países.

Desde el 2018 se sabe que en China existen al menos 5 mil laboratorios donde se produce fentaniloy se envía por correo directo o envíos aéreos, y la transacción se hacía a través de la deep web. También se envían grandes cantidades en contenedores mercantes de barcos que zarpan de China y Hong Kong, ya sea en juguetes, zapatos, jabones o en cualquier cosa que uno se pudiera imaginar, y llegan a los puertos de Manzanillo, en Colima, Lázaro Cárdenas, en Michoacán, y también se han detectado cargamentos en los aeropuertos de Manzanillo, Ciudad de México y Culiacán.

Una vez que se reciben los precursores del  fentanilo, los cárteles mexicanos le agregan heroína o cocaína, principalmente, en sus laboratorios, que, de acuerdo con la Secretaría de la Defensa Nacional, se encuentran en los estados de Michoacán, Jalisco, Sinaloa, Durango y Baja California. Otra “opción”, es que los propios grupos delictivos en México ya fabrican su propio fentanilo y luego se distribuye a los Estados Unidos. El principal punto de paso es Tijuana.

Uno de los motivos por el que esta droga ha tenido tanto crecimiento es por las altas ganancias que genera. Para producir un kilo de fentanilo se gastan 32 mil dólares, pero este kilo sirve para obtener un millón de dosis, que en total generan una ganancia de 20 millones de dólares.

Por Carlos Yescas Alvarado

Especial/Enlace magazine

Deja un comentario