Responde la Cancillería al The Economist

De  virulencia y fragilidad argumentativa así llamó  calificó Marcelo Ebrard Casaubón, secretario de Relaciones Exteriores de México  la publicación del Economist en el artículo Andrés Manuel López Obrador, “Un falso Mesías”.

En una carta enviada a esa editorial, el canciller Ebrard dijo que la portada de hoy es la síntesis de la exasperación.

Aquí el texto íntegro de esta carta dirigida a dicha editorial

Señora editora:
Hace apenas unas semanas tuve el gusto de conversar con el editor internacional de
su revista. Aproveché la ocasión para exponerle los puntos fundamentales de la
profunda transformación política, económica y social que está viviendo México desde
hace dos años y medio. Hablamos, entre otros temas, de los esfuerzos que, como
gobierno, estamos emprendiendo para salir de la pandemia de COVID-19, de nuestras
constructivas relaciones con Estados Unidos, así como de nuestra visión para detonar
el desarrollo en el sur de nuestro país y Centroamérica y de la situación política del país
en general.
El editor internacional de The Economist no fue sensible a uno solo de los argumentos.
Por el contrario, a unos días de los comicios en los que los mexicanos elegiremos
libremente a nuestros representantes, su medio publica un par de artículos en los que
se invita a votar en contra del presidente y su partido. La opinión y el llamado
sorprenden, no por la posición ideológica de su medio, sino por su virulencia y fragilidad
argumentativa. Detrás de estos pareciera permear la visión de que la mayoría de la
sociedad mexicana, sobre todo la de menos recursos, está equivocada y apoya a quien
no debe. La portada de hoy es la síntesis de la exasperación. Se sabe que los resultados
de la elección, como ocurrió en 2018, no coincidirán con lo que ustedes desean.
Hace poco se predijo que López Obrador difícilmente alcanzaría el poder y que, en caso
de que el electorado mexicano lo eligiera, conduciría al país a un inexorable fracaso
económico, caracterizado por devaluación, hiperinflación, endeudamiento y a un
choque directo con Estados Unidos.
Nada de ello ha ocurrido. Por el contrario, el gobierno del presidente López Obrador ha
cumplido con su promesa de priorizar y reenfocar el gasto hacia los más pobres, como
él siempre lo prometió. Al mismo tiempo, ha mantenido la disciplina fiscal y unas
finanzas públicas sanas. Logró, por ejemplo, incrementos históricos al salario mínimo,
al tiempo de mantener a raya la inflación y sostener la estabilidad de la moneda. En el
ámbito bilateral, ha logrado construir en poco tiempo una relación de respeto y
colaboración con la administración del presidente Joseph R. Biden.
La falla de las élites en entender a López Obrador hoy parece repetirse en sus páginas.
Estas dibujan un panorama desolador para el país, pero pierden de vista que, si bien la
economía mexicana, al igual que la del resto de los países, sufrió los estragos de la
pandemia, crecerá alrededor del 6% este año, sin haber contratado deuda,
manteniendo las finanzas sanas y con números históricos de inversión extranjera directa.

De la redacción

enlacemagazine@hotmail.com

Deja un comentario