Sufre Ceballos olvido y abuso de autoridad, asegura Fernando Reverte

DURANGO, DGO.-Ayer, en rueda de prensa, Marisol Peña Rodríguez, presidenta municipal de Mapimí Durango denunció ante los medios de comunicación una serie de irregularidades cometidas presuntamente por  Fernando Reverte Granados presidente de la Junta Municipal  Local de Ceballos, población de ese municipio.

Según Peña Rodríguez,  Reverte Granados, haciendo uso de su cargo habría cobrado impuestos por los servicios derivados de la producción de melón y de sandía, tales como tractocamiones, empacadoras, entre otros, hasta de 340 mil pesos, mismos que según la alcaldesa deberían ser pagados directamente a las arcas del ayuntamiento  y no a la junta municipal.

Ante estas acusaciones, este medio informativo buscó a Reverte Granados para conocer su versión.

El ahora señalado en entrevista telefónica dejó en claro que en ningún momento ha sido un cobro el que él ha recibido, sino que son aportaciones voluntarias que los compradores de productos le han hecho y que estos pagos han sido destinados para dar mantenimiento a las calles de esa población; “no sé  qué  tenga la alcaldesa en  mi contra, pero yo no tengo necesidad de andar agarrando dinero que no es mío, tengo un rancho donde cultivo melón, sandía y alfalfa” y agregó, “como presidente tengo  a partir del mes marzo para acá, esta es la primera temporada que a mí me toca” y agregó  “ellos están impuestos  a hacer eso y  piensan que también uno es igual”.

Reverte Granados dijo sentirse apoyado por la comunidad; “yo aquí hago lo que el pueblo me dice y aquí el  pueblo  me apoya porque sabe que estamos trabajando bien y conforme  la ley”.

Explicó Reverte Granados que lo pagado de manera voluntaria por los compradores se invierte en el arreglo de calles, situación que no ha sido atendida por el actual ayuntamiento y que es necesario, por ello el dinero se invierte en dichas reparaciones.

Recorte de nóminas y participaciones

El funcionario municipal agregó que a  pesar de que en las administraciones pasadas daban 35 mil pesos de participación  para el pueblo y aparte de los degüellos y las dominicales se juntaban hasta 65 mil pesos,  “ahora la señora Marisol me daba 10 mil pesos  y 2 mil pesos de gasolina para toda mi gente me quitó las nóminas, y esto es un abuso de autoridad éramos 8 en total pero antes éramos 38, además  me quitó el DIF, las bibliotecas, el degüello y las dominicales”.

  Dijo sentirse utilizado; “yo estoy aquí como un parapeto, como un maniquí  viendo pasar los carros, me siento usado pues no me da mi lugar;  ella es todo lo contrario, el respeto se gana no se compra”.

Reverte Granados explicó que anteriormente el propio ayuntamiento hacía el cobro, pero debido a las anomalías suscitadas los propios compradores decidieron mejor entregarlos al presidente de la Junta local de Ceballos para que se llevaran a cabo obras de mantenimiento para las calles de esa población.

“Lo único que yo lo siento es por el pueblo que es el que lo va a llevar, nos sentimos muy olvidados, estamos aquí en la guardarraya, ni en el mapa aparecemos sólo cuando aparece la presidenta”.

Finalmente, Reverte Granados pidió a través de este medio de comunicación la intervención del gobernador del estado; “nosotros dialogar , trabajar en paz y servir a la comunidad pero no de esta manera como nos están tratando”.

Por Luis Ángel Galván

enlacemagazine@hotmail.com

Deja un comentario