Héroes sin capa

[responsivevoice_button rate=”1″ pitch=”1.2″ volume=”0.8″ voice=”Spanish Latin American Female” buttontext=”Escuchar”]

La frase ‘héroes sin capa’ resultaría trillada en otro momento, pero no en tiempos de pandemia. La emergencia nacional ocasionada por el Covid-19 ha mostrado lo endeble del sistema de salud mexicano, y en el peor momento mostró que faltan médicos y personal de salud en general.

Todos los días a pesar del riesgo de contagio,  personal de salud están en sus posiciones para atender a todos, incluso a escépticos del Coronavirus, que hasta el 5 de julio tenía dos mil 266 duranguenses contagiados, y 172 defunciones.

Entre las personas fallecidas por la Covid-19 se encuentran tres médicos, según precisó  la Secretaría de Salud del estado.

Alfredo Rodríguez Briones fue uno de ellos. Es recordado como un médico excepcional, que siempre luchó por la vida;  prueba de ello es que fundó el Centro Estatal de Transfusión Sanguínea, uno de los legados más importantes para el estado. 

Fue amoroso con su familia y preocupado por sus amigos. Se presume que su contagio se dio cuando acudió al Hospital General 450 a entregar cientos de caretas que junto con sus nietos hizo para proteger a los médicos, enfermeras y enfermeros.

Debido a su edad, y una cirugía a corazón abierto incrementó el riesgo de fallecimiento de  Rodríguez Briones. Accedió a una licencia para no trabajar en medio de la pandemia; sin embargo, “era la persona más inquieta que tú pudieras imaginar”, dice su hija Laura Cecilia Rodríguez Franco.

Murió en los primeros de junio. “Es algo que no le deseo a nadie, realmente la gente no está preparado para esto”, dijo Cecilia.

Por las condiciones existentes no tuvo un homenaje y la misa de despedida fue por Facebook; hubo comunicación con su familia  desde Guanajuato y otras partes del país para dar el pésame y expresar todo lo bueno que, el único patólogo clínico que tenía Durango, hizo en diferentes partes del país.

Su familia no ha podido llevar sus cenizas, ya que como murió por Covid-19 la iglesia no permite la entrada.

Un héroe murió lejos de casa

Juan Diego Gómez Siliceo, procedente de Veracruz, es otro héroe que dejó su vida en un hospital del municipio de Vicente Guerrero; falleció  en esta tercera fase de la pandemia.

Prestaba sus servicios en el Hospital Rural número 82 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y murió en el Hospital número 1 de la capital duranguense.

María Gómez Siliceo, hermana de Juan Diego expresó que, “Diego siempre  quiso ser médico y lo logró, lamentablemente se nos adelantó por esa enfermedad que muchos no creen”, y agregó, “estoy orgullosa de haber sido su hermana”.

Gómez Siliceo recibió también miles de comentarios en las redes sociales por su trabajo, en el que siempre destacó su vocación de doctor, una profesión por la que se esforzó para poder estudiar.

“Que en Paz descanse. Gracias por el trabajo realizado para salvar vidas. Dio de pronta resignación a su familia”, se lee en un mensaje de la página Yo Soy Médico #17 en Facebook.

Otro héroe sin capa se despide

En el epicentro de contagios, en la región Laguna, falleció Arturo Crispín Castillo, quien desde el 11 de junio luchó contra el Covid-19, claro que antes ayudó a salvar vidas de personas contagiadas que eran atendidas en la Unidad Médica número 43 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Gómez Palacio.

El hombre de 46 años, puso al servicio de la salud sus últimos 18 años de vida y su trabajo le valió un homenaje en el estacionamiento de la Unidad Médica de la colonia El Dorado, en donde amigos y familiares lo despidieron con música y flores.

“Fue un gran doctor, entregado a sus pacientes, y gran compañero” destacaron médicos gomezpalatinos en la despedida, misma en la que como Ceci, la hija del doctor Briones, pidieron a la población creer en la existencia de esta enfermedad y extremar medidas de cuidado.

“La gente dice no pasa nada y claro que pasa, mi mamá no pudo despedirse de su compañero de 40 años de vida (…) a mí me hubiera gustado despedir a mi papá con un homenaje, con una misa y no he podido siquiera depositarlas su cenizas en la iglesia porque murió de Covid”, expresó Ceci.

Por Sandra Nallely Urbina Olaguez

Especial/Enlace magazine

Deja un comentario