Contrastan opiniones entre la comunidad artística por renta de inmueble para el IMAC

-No son oficinas sino todo un centro cultural, dice Elia María Morelos.

DURANGO, DGO.-La noticia de que el Instituto Municipal del Arte y la Cultura rentará un inmueble por un monto de 100 mil pesos al mes ha casado indignación, principalmente entre miembros de la comunidad artística, ya que se considera que se trata de un gasto exagerado, cuando por otra parte se dice que no hay recursos y que se debe de entrar en un esquema de austeridad.

Al respecto,  artistas locales y creadores  fueron consultados sobre ello.

Atenea Cruz, joven escritora que figura ya en el panorama nacional por la calidad de su obra literaria, manifestó, “me parece un despropósito, empezando porque el IMAC cuenta ya con un edificio de muy buen tamaño, por el que no se paga renta, que además está muy céntrico y que la gente apenas está empezando a ubicar, porque no todo mundo sabe dónde está el IMAC”.

                La escritora subrayó que esto es un error, sobre todo por el monto de la renta, “porque es dinero de los contribuyentes y eso no debe ser una decisión unilateral, sino con consenso, y además, haciendo cuentas, si un periodo del IMAC dura tres años, con una renta de 100 mil pesos mensuales, es un recurso que sirve para hacer muchísimos eventos culturales, para apoyar a creadores, para llevar la cultura a todo el municipio y no nada más enfocarse en conseguir un espacio. Creo que es hasta ofensivo, sobre todo con el antecedente que había cuando el ICED estuvo rentando una casa por una cantidad similar, y por fin los movieron al museo para dejar de estar pagando, y esto es volver a una barbaridad y a un desperdicio. Creo que es indignante el que siquiera se esté considerando que se pueda hacer.

Para Tlacaélel Cáceres Santa Cruz, ilusionista, la falta de espacios propios gubernamentales ha sido un problema añejo.

“Es un problema general y no solo del IMAC; hace falta un proyecto para que tenga sus propias instalaciones y no tenga que estar rentando espacios para realizar sus funciones”.

Dijo que en este momento, “el tema en caliente es el IMAC, pero tengo entendido que no es la única dependencia que está rentando oficinas, ni a nivel municipal ni estatal”

Cáceres Santa Cruz señaló que, “me parece una decisión acertada devolverle al museo  de la ciudad su espacio, creo que es una intención correcta; tengo entendido que son 50 mil pesos y no me parece para los recursos que maneja el municipio que este sea un presupuesto exagerado ni para el número de personas que maneja el IMAC”.

Preguntado si el formaría parte del Festival Ricardo Castro, respondió que hasta el momento no han tenido ninguna respuesta.

“Nosotros siempre hemos poyado el programa de arte y cultura en movimiento, pero hasta el momento no hemos tenido ninguna conformación de si vamos a ser parte del Festival Ricardo Castro”.

Mima Gardea, presidenta de la Sociedad de Escritores de Durango (SED) comentó: “Me parece totalmente incongruente; se la pasan diciendo que no hay dinero para que los creadores impartan sus conocimientos, pero hay dinero para pagar una renta que va a beneficiar al amigo de un amigo. Cuando ni siquiera han pagado a los talleristas desde la administración pasada, que cumplieron en tiempo y forma”.

Por su parte, Alejandro Mier, del Colectivo Indistinto, un grupo de artistas independientes, señaló: “En mi opinión, el instituto es un organismo que fue hecho para promover y apoyar el arte y la cultura. En Durango no se cuenta con esa promoción, ni apoyo, o cuando lo hay es muy esporádico, raquítico o mal empleado. Los festivales cuentan con carencias de logística, de impacto y de promoción de los artistas locales, es decir, que los recursos que tiene el instituto son creados para los artistas locales y son los menos apoyados.

“Rentar un inmueble de 100 mil pesos mensuales es una burla, no hay ningún artista local al que se le haya pagado esa cifra y basándonos en para qué fue creado, yo preguntaría, ¿Qué es más importante para el instituto, un artista local o un gasto exageradamente costoso que no viene acompañado de beneficio para la localidad? En este caso solo se beneficia el arrendatario y un instituto con pretensiones de ser bueno, pero que no hace nada. Esos 100 mil, al año son un millón 200 pesos, recurso que si se entrega a los artistas entenderíamos que no es un hobbie sino un gasto para mejorar como sociedad, respetando al artista con un pago decente, como comunidad, creando cultura y así mejorar el entorno”.

Esbardo Carreño, presidente de la Asociación de Cronistas de Durango, aseguró que es una posición muy difícil estar al frente de una dependencia como lo es el IMAC.

“Creo que el mejor acierto es el haber elegido a la maestra Elia María Morales, no es fácil entrar a una institución cuando no hay dinero para ejercerla y se necesitan muchas tablas y conexiones”.

En relación al costo de la renta, Carreño evitó entrar en el tema, pero aseguró que las rentas agotan los presupuestos, “viví 10 años en esa situación y estando en una casona con renta muy elevada y este chalet donde se pretenden cambiar es digno del IMAC, pero también estoy consciente de que las rentas se pueden utilizar en otras formas de difundir la cultura, sin embargo si lo pueden manera si lo pueden subsidiar de otras maneras quizás lo hagan de la mejor forma posible”

Jesús Marín, escritor quien también se destaca por su contante crítica de lo que sucede en el quehacer cultural en Durango, manifestó: “¿Quién es el beneficiario de pagar más de 100 mil pesos de renta por el edificio del IMAC? La cultura no. El arte no. Los creadores, menos.

“Queda claro que Salum y sus empresarios vienen a enriquecerse y la cultura no figura en el gobierno municipal panista. Antes de estrenar edificios inoperantes, porque es una casona de lujo, la titular del IMAC debería presentar un proyecto de desarrollo cultural y del arte para el municipio, con objetivos a realizar. Debería gestionar los espacios culturales de la ciudad para creadores y eventos de cultura. Abrir convocatorias a teatro, literatura, artes plásticas, música, y por ética no incluir a su propio grupo Kicham. Este nuevo negocio de rentar propiedades a los amigos, compadres, socios, para oficinas del gobierno municipal, solo sigue demostrando la clase de rapiña que gobierna nuestra pobre ciudad”.

No solo son oficinas, sino un foro cultural

Lo que ha sucedido, señaló Elia María Morelos Favela, titular del IMAC, es que no se ha dado la información correcta, ya que el nuevo espacio no solo estará destinado a las oficinas, sino que será un foro cultural, “donde vamos a tener un taller permanente de artes plásticas. Vamos a contar con un espacio de usos múltiples, muy hermoso y muy digno para que se puedan hacer ahí  presentaciones de libros, charlas conferencias, audiciones musicales y todo esto abierto y gratuito a la comunidad cultural para que lo utilicen en sus eventos culturales”.

                Se tienen contemplados, dijo, nuevos programas para niños y jóvenes, como observaciones nocturnas con telescopio, así como un espacio permanente de teatro de títeres, así como actividades al aire libre, “y eso hace que la casa no solo sean las oficinas del IMAC, sino lo que será su destino, que es un foro cultural al servicio de la comunidad”.

                Al preguntarle si no contrasta el mensaje que se envía de austeridad y luego pagar una renta tan elevada, comentó, “es que no vamos a pagar una renta por oficinas, sino que vamos a pagar una renta por un foro cultural”, y en este sentido se le preguntó si no se buscó una opción más barata, a lo que señaló, “sí, pero ningún lugar que vimos tenía las características que tiene esta casa”.

                En este mismo sentido, se le preguntó a la directora si no hace falta mayor planeación, ya que con el dinero que se pague de renta, tal vez el ayuntamiento pagaría un espacio propio, sin embargo, a decir de la entrevistada “todo peso que se destina a la cultura no es un gasto, es una inversión”.

No se incrementa el presupuesto

De acuerdo a Jorge Salum del Palacio, alcalde de Durango, la renta de este inmueble no representa un gasto mayor, ya que “es la misma cantidad que en el gobierno anterior se venía utilizando en una propiedad, es decir, no hemos incrementado el presupuesto para nada, y más que rentar una nueva propiedad, lo que se está haciendo es recuperar el Museo de la Ciudad, que se ha utilizado para oficinas cuando su vocación es la de museo”.

                El nuevo espacio, dijo, no generará más gasto, puesto que ya se encuentra en el presupuesto, “y la administración pasada gastó durante los tres años la misma cantidad en una propiedad que nunca se utilizó y nunca escuché que se hiciera ningún cuestionamiento, y nosotros ahora sí vamos a utilizar una propiedad que le va a dar mucho mejor servicio a la ciudadanía.

Por Carlos Yescas Alvarado

Especial/Enlace magazine

Deja un comentario