En todo el país se vive una severa desintegración familiar y eso genera problemas

Fotografía (Carlos Yescas Alvarado)

DURANGO, DGO.-Armando del Castillo Herrera, secretario ejecutivo del Sistema de Protección Integral de Niñas Niños y Adolescentes (Sipinna) en Durango, manifestó que actualmente se vive un momento de alejamiento de las familias, lo que ocasiona muchos de los problemas de adicciones y suicidios, principalmente, que tanto lastiman.

                En muchos de los hogares se recurre al uso de la televisión o algún dispositivo electrónico para que los menores se “entretengan”, pero se les deja solos sin advertir el contenido que están viendo o con quién se están relacionando, lo que los pone en un riesgo grave, “y están generando un vínculo muy grande hacia un aparato, más que hacia algún familiar, y eso afecta en gran medida”.

                “Hay un desapego familiar muy notorio a nivel nacional, y creo que el tema de ir generando conciencia y de ir orillando a las niñas, a los niños y sobre todo en la etapa adolescente, dejarlos en una media libertad nos ha orillado mucho  tener situaciones como la deserción escolar, el embarazo en adolescentes o a depender de una sustancia tóxica y vemos situaciones lamentables”, comentó.

                Desafortunadamente todos estos problemas parece que van en aumento, pues no se han podido atacar las causas principales que lo originan, y es que para obtener mejores resultados, sostuvo, los esfuerzos se deben enfocar en la afectividad, “sobre todo en el núcleo familiar, que es donde debemos apostarle para que los padres de familia, para que los papás y los niños tengan una relación realmente unida en la que podamos fortalecer estos lazos de afectividad y que no tengamos un abandono en las niñas y los niños, en cuanto a su desarrollo sicológico y emocional”, de otra forma, los esfuerzos que las instituciones estén realizando, dijo, serán infructuosos.

Por Carlos Yescas Alvarado

Especial/Enlace magazine

Deja un comentario