Desde hace años que a ingenieros civiles no se les invita a obras de la ‘súper’

Fotografía (Carlos Yescas Alvarado)

-Así lo dio a conocer el presidente del colegio de este sector.

DURANGO, DGO.-Aunque se han hecho infinidad de trabajos de reparación en la supercarretera Durango-Mazatlán, desde hace cerca de dos años que no se ha convocado a los miembros del Colegio de Ingenieros Civiles de Durango, manifestó Manuel Galván Díaz, presidente de dicho organismo.
Galván Díaz subrayó, “yo desconozco de las obras, porque no nos invitan, no nos informan. La última vez que fuimos como colegio fue hace dos años, cuando tuvo el problema el túnel que estaba en Sinaloa, que fuimos a dar un recorrido con el secretario de Comunicaciones y Transportes, cámaras y colegios, y ahí dimos muchas anotaciones de lo que se podía hacer”.
“Hoy en día no nos han invitado. Está cerrado el gobierno del estado, que debe de tener la información al día. Nosotros hemos estado platicando con el secretario de Comunicaciones y Transportes del estado, y nos dice que no le dan mucha información”, añadió.
Hizo el llamado a la SCT y a Capufe, “a que nos inviten, nosotros queremos participar y queremos aportar, para empezar a ver cómo funciona esto”.
Galván Díaz manifestó que están mejorando algunos tramos de carpeta, pero indicó, no conocen ni el proyecto ni los montos que se están invirtiendo.
Un problema que puede ser grave, expresó, es que se están realizando obras, pero “no hay señalamiento horizontal”, lo que pone en riesgo a quienes circulan por esa rúa, al no saber en qué partes reducir la velocidad o detenerse.
Al momento, “no puedo decir si la obra es transparente o no, porque no conozco el proyecto, no conozco nada”, y subrayó, los ingenieros civiles pueden emitir una opinión técnica, pero en estas circunstancias no es posible.
Finalmente añadió que de seguir así, seguirá siendo un gasto interminable, porque se hacen trabajos pero no se realizan obras complementarias, que son las que garantizarían el buen estado de la carpeta asfáltica, al reducir deslaves y evitar la humedad.

Por CarlosYescas Alvarado
Especial/Enlace magazine