-Estrés emocional y laboral afecta a encargada de esa oficina

-Adeudos hasta por 5 meses de renta y pago de salario

DURANGO, Dgo.-Para Rosa María Olimpia Avitia Quiñones, originaria de Durango y egresada de la Facultad de Leyes de la Universidad Juárez del Estado de Durango, servir a las comunidades en el extranjero había sido parte de su meta profesional.

Las circunstancias de la vida la llevaron a residir en Chicago Illinois donde tuvo la oportunidad de cumplir con esa meta.

Fue en agosto del 2019, cuando esta profesional del Derecho se sumó al equipo de trabajo de la oficina de representación del gobierno del estado en esa ciudad.

Durante su gestión como asistente de Eloy Barraza, entonces responsable de esa oficina, le tocó atender un sinfín de necesidades de la comunidad duranguense; lo que la llevó a quedarse como encargada de esta al renunciar su titular.

Al venir el cambio de administración estatal, continuó ejerciendo su función, la que ha realizado hasta el momento, y donde cada día las responsabilidades siguen aumentando, no así el grado de respuesta de la Dirección  de Atención y Protección al Migrante Durnaguense y su Familia  para solventar una serie de demandas de la propia comunidad duranguense en aquel país.

“La carga de trabajo de esa oficina no se circunscribe estrictamente a atender a los migrantes duranguenses de esa región, además hay que llevar a cabo trámites de apostillas solicitados por la propia Dirección en Durango, asesorar a la comunidad en una serie de trámites que durante todo el tiempo que he estado aquí lo he realizado, pero que sin embargo se hace necesario el respaldo del propio director y de cual solo silencio he obtenido cuando estas se han planteado”, explicó la entrevistada.

 

Migrantes duranguenses alzan la voz; enojo y decepción por incumplimiento en trámites de doble nacionalidad

Legado de compromisos sin cumplir

Transcurrió el tiempo y con él las necesidades de la comunidad fueron creciendo: durante la administración de Luis Ernesto García Barrón como director del extinto Instituto de Atención y Protección al Migrante Duranguense y su Familia y bajo el auspicio del ahora ex gobernador José Rosas Aispuro Torres,  se promovió el programa Abrazando Almas, donde hasta el momento siguen acudiendo a esa oficina de representación en Chicago familiares que financiaron los gastos para sus padres y de los que no ha habido ninguna respuesta por parte de la propia Dirección; “pues cada vez que llaman pidiendo información nadie les contesta y eso es frustrante, entonces como podemos realmente darles el servicio que se merecen a nuestros migrantes? cuestionó la entrevistada.

Auditoría del instituto migrante debe ser revisada en el Congreso

 

Otro de los compromisos pendientes por resolver, señaló, son poco más de 200 actas de nacimiento de doble nacionalidad que no se han entregado por parte de la dependencia estatal.

“Hay mucho trabajo con la comunidad, pero no hay respuesta de la oficina, lo que más preocupa es toda esa indolencia y desdén de la propia autoridad al ignorar a los duranguenses que están fuera, para la dirección en la que laboro no existimos y eso quedó demostrado cuando en este pasado febrero Job López Góngora, director de esta dirección acudió con el pretexto de promover una mejor atención con las comunidades pero lo único que hizo fue decirme que venía un nuevo titular y que yo debería de entregar la oficina a lo que yo me opuse, pues jamás me hicieron entrega recepción y yo tampoco puedo hacerlo porque no hubo ningún protocolo para ello”.

Se buscó al titular de la Dirección de Atención y Protección al Migrante y su Familia en su oficina, así también a través de su vocera, sin embargo, no estuvo disponible para comentarios.

Acto seguido, señaló Rosa Olimpia, “yo no puedo entregar la ofiina asi como así;  el lugar está bajo mi responsabilidad, aún hay gastos que cubrir como cinco meses de renta, teléfono, agua y luz, además de seis meses de salario que no me han pagado”, y agregó, “pero yo continúo al frente pues quien vendría como responsable no volvió a poner un pie en la oficina”.

“La situación en esta oficina se volvió intolerable desde el momento en que fuimos relegados por la propia Dirección, donde se nos ignoró por completo y donde además el propio director se comprometió a mejorar mi situación como trabajadora y a cumplir con los compromisos, situación que nunca cumplió y que ahora a través de su asistente Jorge Esparza pretende desplazarme sin conocer a fondo la responsabilidad de esta oficina y pretendiendo usurpar a través de esta persona compromisos con los arrendadores del inmueble aduciendo que ellos son los nuevos y como tales van a tomar posesión del inmueble”.

Aseguró nunca haber recibido una notificación de despido ni en documento o vía correo electrónico.

Explicó que quien pretenda estar al frente de una representación de este tipo debe reunir calificaciones para poder atender a la ciudadanía; “promover una representación de este tipo requiere una serie de requisitos como ser ciudadanos o residente, no un turista”.

Vea también:

Los migrantes nos sentimos usados por los funcionarios de Durango, acusan connacionales

Ante toda esta serie de anomalías, este 25 de junio, la aún encargada de la oficina en Chicago promovió ante el H. Tribunal Laboral Burocrático en Durango, una acción laboral en contra de la Dirección de Atención y Protección al Migrante y su Familia y de la cual este medio informativo tiene una copia; donde la afectada reclama todas las prestaciones a las que tiene derecho, tales como el pago de su salario de enero a junio del presente año. Señaló además que al momento se adeudan cinco meses de renta y que asegura ella ha tenido que pagar para no ser desalojada del local.

“Esta situación no solo ha afectado mi bolsillo y mi sustento familiar pues yo dependo de este salario para mantener a mi familia, también me ha afectado emocionalmente pues sufro de estrés emocional y laboral y esto el director lo sabe, pero tal parece que no es de su interés”.

Avitia Quiñones dijo que continuará con el proceso legal hasta sus últimas consecuencias. “han violado mis derechos como trabajadora y el trato que he recibido es una burla total a las necesidades de nuestra comunidad”.

A la fecha, esta oficina continúa sin titular.

Por Luis Ángel Galván Peimberth

@enlacemagazine

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Translate »