Apenas este pasado viernes 08 de marzo, Drew B. Tipton, juez federal dictaminó que la actual administración de Joseph Biden Jr., puede continuar con un nuevo programa que permite que hasta 30 mil posibles solicitantes de asilo de cuatro países ingresen a través de aeropuertos mensualmente, frenando así las intenciones de funcionarios texanos que habían entablado una demanda para bloquear dicha iniciativa.

Inicialmente, la demanda que dio origen a esta dictaminación por parte de Tipton, fue promovida por Ken Paxton, abogado general de Texas.

En el cuerpo de la demanda el Fiscal General de Texas, explica que:

“El Departamento de Seguridad Nacional, (DHS por sus siglas al inglés), con el falso pretexto de impedir que los extranjeros crucen ilegalmente la frontera entre los puertos de entrada, ha creado efectivamente un nuevo programa de visas, sin las formalidades de la legislación del Congreso, al anunciar que permitirá el ingreso de hasta 360 mil extranjeros anualmente desde Cuba, Haití, Nicaragua y Venezuela; tendrá la libertad condicional para ingresar a los Estados Unidos por dos años o más y con la elegibilidad para autorización de trabajo”.

 

Ver demanda:  demanda de paxton

Paxton también agregó a través de un comunicado de prensa que:

“Todos los estados de Estados Unidos, especialmente los estados fronterizos como Texas, están siendo aplastados por los impactos de la inmigración ilegal”, y agregó, “la agenda de fronteras abiertas de Biden ha creado una crisis humanitaria que está aumentando el crimen y la violencia en nuestras calles, abrumando a las comunidades locales y empeorando la crisis de opioides. Este programa de amnistía ilegal, que invitará a cientos de miles de extranjeros a Estados Unidos cada año, sólo empeorará drásticamente esta crisis de inmigración”.

Por su parte, el Juez Tipton en su decisión remarcó que, “Texas (y otros 19 estados) no pudieron demostrar que habían sufrido daños financieros como resultado del programa y, por lo tanto, “carecen de legitimación para presentar estos reclamos”.

“En lo que respecta (al Departamento de Seguridad Nacional), el programa ha sido un éxito tremendo”, dice la orden.

Ver conclusión del  dictamen de Juez Drew B. Tipton

Drew Tipton

 

Alejandro Mayorkas, secretario de Seguridad Nacional (DHS por sus siglas al inglés), declaró sobre la decisión del juez Tipton.

“Nos complace que el fallo judicial de hoy signifique que los procesos de libertad condicional para personas de Cuba, Haití, Nicaragua y Venezuela continuarán. Estos procesos, una forma segura y ordenada de llegar a los Estados Unidos, han resultado en una reducción significativa en el número de estas personas encontradas en nuestra frontera sur. Es un elemento clave de nuestros esfuerzos para abordar el nivel sin precedentes de migración en todo nuestro hemisferio, y otros países alrededor del mundo lo ven como un modelo para enfrentar el desafío del aumento de la migración irregular que ellos también están experimentando.

Continuaremos imponiendo consecuencias más estrictas a quienes intenten eludir vías legales en tierra o mar. No creas las mentiras de los contrabandistas. Aquellos que no tengan una base legal para permanecer en los Estados Unidos estarán sujetos a una pronta expulsión, una prohibición de admisión de un mínimo de cinco años y un posible proceso penal por reingreso ilegal. Los migrantes deben seguir utilizando vías y procesos legales seguros y ordenados que se han ampliado bajo la Administración Biden-Harris”.

Esta demanda promovida por el Fiscal General de Texas se produce en momentos en que la actual administración federal pretende canalizar la problemática fronteriza, buscando alternativas que permitan a los solicitantes de asilo eviten los riesgos inherentes de la frontera en su objetivo por alcanzar suelo norteamericano.

Por Luis Ángel Galván Peimberth

@enlacemagazine

 

Deja un comentario

Translate »