La necesidad de migrar se ve reflejada en el número de personas que diariamente se agolpan en la zona fronteriza de México con Estados Unidos, y donde muchas de ellas vienen huyendo principalmente de la violencia en sus países de origen.

Tan solo en Tijuana, hasta el cierre del año, se habían registrado más de 100 mil cruces regulares a través de la aplicación CBP ONE, y donde en los últimos tres meses el incremento en el número de solicitudes fue notable.

La CBP One, es una herramienta digital en línea gratuita disponible para migrantes en el centro y norte de México para que las personas programen citas para presentarse en un punto de entrada a lo largo de la frontera suroeste.

Daniela, originaria de Soyapango, El Salvador, 22 años, publicista, madre de dos niñas y un niño nacido hace cinco meses en Tijuana, así como cinco miembros más de la familia de su pareja tuvieron que salir de su comunidad debido a las constantes amenazas de muerte hechas por las pandillas que rondan en la región.

“Sus acciones buscaban hacernos sentir su poder, nos salvamos de morir porque el día que incendiaron la casa no nos encontrábamos, de lo contrario no nos hubiéramos salvado”.

Daniela llegó a la ciudad de Tijuana hace más de seis meses, e intentó utilizar la aplicación; pero debido al desconocimiento de la misma tuvo que darse de baja y tiempo después inscribirse de nuevo. Hace apenas cinco meses se dio de alta de nuevo y está a la espera de su turno para ingresar a los Estados Unidos.

Por lo pronto ella y su pequeño, se encuentran en el albergue Juventud 2000 en la ciudad de Tijuana, Baja California, lugar que en este momento está casi lleno a su capacidad y donde Daniela como el resto de su familia habían estado viviendo, pero gracias a la aplicación seis de sus miembros ya están en los Ángeles, California.

 

“Mi pequeño hijo y yo estamos a la espera de nuestro turno; mientras tanto tratamos de convivir lo mejor posible y establecer amistad entre las otras cinco familias que también son de El Salvador y que están aquí en este albergue, con la esperanza de que todo salga bien y poder estar de nuevo junto a mis hijas y el papá de mis hijos”, expresó.

Pero, lograr esto no fue nada fácil; Daniela narró parte de su travesía desde su salida de su natal Soyapango; “fue una salida muy difícil y riesgosa”, aseguró.

“Nos quedamos sin nada, lo que teníamos de dinero solo nos alcanzó hasta la ciudad de México, por eso decidimos viajar en ‘la Bestia’, y así fue como llegamos a la frontera”.

Daniela dijo haber sido víctima de extorsión por lo menos en cuatro ocasiones por agentes del Instituto Nacional de Migración, (INM); “nos pedían dinero cuotas que iban entre 300 y 400 pesos por persona por dejarnos pasar en los retenes o cuando nos bajaban para revisión”.

Sin embargo, a pesar de las adversidades, esta migrante salvadoreña dijo que en el camino también hubo personas de buen corazón de las que ella y su familia recibieron mucha ayuda; “agradezco a quienes nos ayudaron de forma desinteresada y de un gran corazón”, explicó.

“Mi pequeño hijo y yo estamos a la espera de nuestro turno; mientras tanto tratamos de convivir lo mejor posible y establecer amistad entre las otras cinco familias que también son de El Salvador y que están aquí en este albergue, con la esperanza de que todo salga bien y poder estar de nuevo junto a mis hijas y el papá de mis hijos”, expresó.

Daniela y su familia forman parte de la lista de más de 300 mil solicitudes para asilo que se han promovido ante el Departamento de Inmigración de los Estados Unidos en lo que va del 2023.

En agosto de este 2023, el Departamento de Seguridad Interna, (DHS por sus siglas al inglés dio a conocer que desde el pasado 18 de enero hasta finales de junio, se habían registrado más de 170 mil solicitudes de asilo y donde la mayoría de ellos eran promovidas por mexicanos, seguidos por haitianos y venezolanos.

Ver: https://enlaceconexionentreculturas.com/2023/08/13/mexicanos-mayoria-en-solicitudes-de-asilo-via-cbp-one/

Enrique Lucero, titular de la Dirección Municipal de Atención a Migrantes en entrevista con este medio explicó que a diferencia de los primeros meses cuando la aplicación entró en función solo registraba 200 personas diariamente, sin embargo, a medida del incremento en el flujo migratorio, el número de citas diarias se elevó a 400 que son atendidas en tres turnos.

De acuerdo al funcionario municipal, durante el año, seestima que ha habido más de 300 mil cruces ordenados  alrededor de los dicersos puertos de entrada autorizados para recibir a solicitantes de asilo vía aplicación CBP ONE.

“El cruce regular se mantiene los siete días a la semana, sin olvidar que también se han dado cruces masivos en forma irregular; las personas que ya tienen cita deben de estar mentalizados de que su espera va a ser por lo menos de cuatro a cinco meses; cruzar irregularmente por Tijuana es casi imposible pues ya está renovada la valla de acero que pusieron y está sellada totalmente la frontera”.

Lucero agregó, que en muchas ocasiones los solicitantes de asilo se desesperan y prefieren cruzar en forma indocumentada.

“Ya ha habido varios fallecimientos en el intento de cruce; en este año se han reportado 28 mexicanos que han intentado saltar el muro o cruzar a nado la valla fronteriza”, y agregó, “en el 2022 hubo 42 nacionales que fallecieron en situaciones similares”.

Ver: https://enlaceconexionentreculturas.com/2023/12/09/casi-200-mexicanos-han-fallecido-en-intento-de-cruce-en-el-2023/

 

Cortes de Inmigración desbordadas

 

De acuerdo al Centro de Información de Acceso a Registros Transaccionales, (TRAC por sus siglas al inglés), en noviembre el retraso en la Corte de Inmigración para atender las solicitudes de asilo superó los 3 millones de casos pendientes, sin olvidar que ya venía arrastrando un retraso de dos millones de asuntos en el 2022, lo que representa una acumulación de un millón de casos en este último año.

La capacidad de atender todos estos juicios está rebasada, cada uno de los jueces tiene por lo menos 4,500 casos pendientes que resolver, más lo que se va acumulando.

Tan solo en el último trimestre de julio a septiembre del 2023, la acumulación aumentó a casi 400 mil casos, con un promedio de incremento de 130 mil por mes. En octubre y noviembre, el incremento mensual fue mayor de lo usual con 140 mil en promedio.

El tamaño de la tarea contrasta con el salario de quienes toman las decisiones

La Oficina del Juez Jefe de Inmigración (OCIJ) dirigida por el Juez Jefe de Inmigración, y quien establece políticas operativas y supervisa la implementación de políticas para los tribunales de inmigración tiene bajo su responsabilidad aproximadamente a 600 jueces de inmigración ubicados en 68 tribunales de inmigración y tres centros de adjudicación en todo el país.

El salario de ellos, (los jueces), según la Oficina Ejecutiva para Revisión Migratoria del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, oscila entre los 173 mil 266 y 195 mil dólares anuales, dependiendo de la localidad donde estén basados.

Por Luis Ángel Galván Peimberth

@enlacemagazine

Deja un comentario

Translate »