DURANGO, Dgo.-Las elecciones del 2022 exhibieron en principio el desconocimiento de quienes integran la actual legislatura sobre el peso político que representan los migrantes en una elección; de tal manera que hubo que acudir a las llamadas acciones afirmativas para hacer valer los derechos de los connacionales duranguenses en el extranjero .

Si bien es cierto, los votos alcanzados en esta pasada elección no fueron significativos para los ojos de muchos, lo rescatable de este ejercicio cívico es que la vía alterna para ejercerlo, es decir voto electrónico, es cada vez, más familiar.

En estas elecciones del 2024 se estima que podrán participar 98 millones de electores y donde renovarán 20 mil cargos federales y locales.

Durango, en esta ocasión, además de elegir presidente y senadores, también elegirá a diputados locales en sus 15 distritos.

Previo a esto, el Congreso del Estado de Durango está llevando a cabo una reforma electoral, donde convocó a grupos vulnerables: indígenas y personas discapacitadas, dejando fuera a otros sectores que están contemplados en ese rubro.

Salvador Ramírez Granados, originario de Mapimí, residente de los Ángeles California y delegado del Movimiento Migrante Internacional del Estado de Durango, cuestionó el proceder en las consultas promovidas por el propio Congreso cuál sería el procedimiento para conocer el parecer de los duranguenses en el extranjero y si habría alguna persona responsable que atendiera a ello; “en las elecciones locales el estado nos tiene vetados, pero la gran pregunta que tenemos, ¿hay duranguenses que estén interesados  en la reforma en Estados Unidos? Y agregó, “lo que hemos platicado entre nosotros es que no vale la pena, es mucho desgaste porque la gente no quiere participar”.

Atribuyó ese desinterés principalmente a la falta de cultura de los duranguenses a que quizás nunca en su vida habrían votado; “y no les interesa, no ven el beneficio; no alcanzan, la visión que tienen no es favorable, pues ven que es la misma raza”.

Sin embargo, señaló que el voto migrante podría marcar una gran diferencia en los municipios, “hay municipios donde fácilmente se puede nombrar un presidente municipal y ahí no hay mucho interés por parte de los partidos, esa es la realidad”, apuntó.

Ramírez Granados citó como ejemplo la pobre participación de los migrantes en la elección pasada con 585 votos de 2,402 electores registrados para participar desde el extranjero.

Ver también:

Durango participa con solo 585 votos desde el extranjero

Explicó además que a nivel federal la situación es otra, “ahí no le vemos problema, pues además habrá un voto masivo para Morena”.

Ramírez Granados señaló además que de haber interés habría que saber con quién dirigirse, “no hay una estructura migrante, ¿Quién va a atendernos y promover la participación del migrante en el proceso electoral?

La reforma electoral en Durango estaría lista antes de este dos de agosto, pero no todos los grupos vulnerables han sido tomados en cuenta.

Ezequiel García, de grupos Lesbiana, Gay, Bisexual, Trans, Travesti, Intersexual, Queer y otras identidades no incluidas en las anteriores, (LGBTIQ+, por sus siglas), aseguró que hasta el momento este sector de población en Durango no ha sido tomado en cuenta para dicha reforma.

“No hemos sido parte de esa consulta, y no nos extraña lo mismo ocurrió en las elecciones pasadas, tampoco nos tomaron en cuenta”, señaló.

Preguntado sobre el discurso que esgrime el propio congreso en relación a la atención de los diversos grupos, García señaló, “es una hace tiempo que no tenemos contacto con ellos, las agenda LGBTI+ han pasado a la historia como van a pasar ellos y ellos van a pasar grises”, y agregó, “ellos solo acatan órdenes cuando se les da”.

García adelantó que lo más probable es que se tendría que acudir de nuevo a solicitar la aplicación de acciones afirmativas ante el IEPC y va a tener que hacer modificaciones; “ellos saben que vamos a acudir”.

Sobre la inclusión que esgrime el Congreso, García que enfatizó que “esta es una actitud disfrazada de buena voluntad, más bien una ineptitud en la cual sigue en las mismas costumbres de ellos, a mi juicio es una conveniencia, pero como ya vienen las elecciones van cambiando el discurso”.

Aseveró que la marcha del orgullo donde participaron más de 12 mil personas mostró el capital político que puede representar, sin embargo, sigue estando fuera del radar de los legisladores.

Por Luis Ángel Galván Peimberth

@enlacemagazine

 

Deja un comentario

Translate »