El aumento de la violencia en el país, las desapariciones forzadas y por particulares, homicidios y el ocultamiento de personas fallecidas en fosas clandestinas han generado una profunda crisis forense en materia de identificación en el país.

 

De acuerdo a un estudio realizado en el 2021 por el Movimiento Nacional por Nuestros Desaparecidos, se habían acumulado más de 52 mil personas fallecidas sin identificar.

Martín Villalobos Valencia, consejero nacional ciudadano del Sistema de Búsqueda de Personas, y representante de la Fundación Alejandrina señaló que, “en el 2006, cuando se declara la guerra a la delincuencia organizada, a partir de ahí se ha derivado una serie de situaciones”, sin embargo, recalcó, “de alguna manera ir construyendo herramientas que ayuden a la población ha sido a partir del trabajo que hacen las organizaciones  y los colectivos y lo que han generado son los instrumentos de políticas públicas y a partir de ellos se genera la ley general en materia de desaparición forzada por particulares que es publicada en el 2017”.

Informe Crisis Forense aquí

https://movndmx.org/wp-content/uploads/2021/08/Informe-La-Crisis-Forense-en-Me%CC%81xico.pdf

Dijo Villalobos Valencia, qué a cinco años de la entrada en vigor de dicha ley, esta ha permitido generar instrumentos de restitución y de apoyo y la conformación de comités de búsqueda, la representación de las víctimas a través de los consejos ciudadanos locales, el Consejo Nacional   y la obligatoriedad de las Fiscalías para la búsqueda de personas”.

Y aunque ha habido avances, señaló el entrevistado, “existe una crisis muy grande que por primera vez es reconocida por el gobierno federal pero que a su vez trae diferentes connotaciones: por un lado, se manifiesta el olvido en el que se ha tenido por muchos años en materia de equipamiento y de desarrollo de profesionales para obtener este tipo de problemática tan es así que tenemos sistemas de servicios periciales y sistemas de procuración de justicia rebasados”.

Como ejemplo citó que en las morgues hay por lo menos 52 mil personas sin identificar y en conocimiento de las fiscalías estatales y la Fiscalía General de la República y que no han sido identificados.

En relación a los estados con el mayor número de personas fallecidas sin identificar y que encabezan la lista en esta crisis forense, Villalobos Valencia citó a Tamaulipas, Jalisco, Veracruz, Estado de México y Ciudad de México.

El reporte base de esta información cita en su contenido, que la mayoría de estas personas (60%) yace en fosas comunes en cementerios públicos. Estas fosas tienen registros deficientes y alta probabilidad de extravío de cuerpos. Otras personas fallecidas yacen en instalaciones de los servicios forenses (7%), universidades (5%) o centros de resguardo forense (1%). Las autoridades no han podido o no han querido informar dónde se encuentra el 22% de las personas fallecidas sin identificar.

El estudio, señala además que algunas de las causas externas de esta crisis forense en el país es debido al aumento de la violencia en los últimos 15 años, en particular las desapariciones forzadas y por particulares, los homicidios y el ocultamiento de personas fallecidas en fosas clandestinas. La crisis de violencia ha generado una carga de trabajo inusitada para los servicios forenses del país.

En segundo lugar, se encuentran las causas inherentes a los servicios forenses: personal insuficiente, formación inadecuada, poco trabajo interdisciplinario, bajos sueldos y contratos temporales. Los servicios forenses cuentan con protocolos deficientes, carecen de sistemas de supervisión y control de calidad, sus bases de datos están subutilizadas y escasamente interconectadas y faltan insumos y equipamiento en los laboratorios.

Desaparición de migrantes.

Preguntado sobre el registro de personas migrantes que utilizan el país como vía de tránsito para llegar a la frontera, Villalobos  Valencia señaló que es difícil tener una cuantificación; “no hay datos ni fechas de registros, así como tampoco salidas, a excepción de que haya una denuncia de algún migrante desaparecido, por lo que resulta difícil tener un dato certero.

Explicó además que el número de estos podría estar entre el 5 y 10 % del total de desaparecidos, “la desaparición de los migrantes no es un tema único que esté ligado a la delincuencia organizada, lamentablemente en México la ruta de los migrantes se traslapa con la ruta de trasiego de droga”

Por Luis Ángel Galván Peimberth

@enlacemagazine

 

 

 

Deja un comentario

Translate »