Fallece Francisco Perico Hernández San Román

El pasado 19 de enero, falleció Francisco Hernández San Román, abogado, de 85 años, y padre de Juan Hernández, este último es  quien formara parte del gabinete de Vicente Fox Quesada, expresidente de México.

Hoy Juan y su familia están de luto.

Hernández San Román nació el 26 de agosto de 1936 en San Miguel de Allende, Guanajuato, México, hijo de Francisco Hernández y Carmen San Román.

Juan,  vía correo electrónico  dijo que su padre “fue un hombre  que amaba a México y Estados Unidos —San Miguel de Allende y Fort Worth; aprendió a amar las culturas de ambas naciones a través de los ojos de su esposa estadounidense, Mary Clay”.

Francisco estudió derecho en la Universidad de Guanajuato y se convirtió en abogado en 1967. En México, sus amigos de la infancia lo llamaban “Perico”, el loro, el conversador, el polemista, el “licenciado”. En Fort Worth era conocido por los abogados, jueces y la comunidad mexicana en general como el abogado e intérprete judicial que ayudaba a todos los que tocaban a su puerta.

Juan brevemente hizo una semblanza de su señor padre.

“Muchos, seguramente demasiados para contarlos, en ambos países, recibieron consejos paternales y ayuda económica de Francisco. Le encantaba el fútbol y durante décadas apoyó y dirigió equipos. Jugó un papel decisivo en el desarrollo de los primeros campos de fútbol en la ciudad de Fort Worth. En México fue criticado por rezar antes de los partidos; en EEUU fue criticado por no respetar a los árbitros. Todos lo respetaban por su pasión por el juego y por ayudar a los jóvenes a través del deporte. Luchó por las causas en las que creía: la revitalización de Fairmount Subdivision, la educación de calidad en las escuelas, la replantación de árboles talados por la ciudad y muchas otras… sin dejar de ser el “caballero perfecto”.

Durante muchos años, Francisco dirigió los “Cafés de Comida Espiritual” matutinos (en Ol’ South Pancake House) yescribió una columna en un periódico semanal sobre las discusiones. Él dijo: “Es con el café que el mundo cambia. Es en el café que uno se deja llevar por la imaginación y los sueños. Es en el café que podemos criticar sin límites y, a veces, en el café descubrimos buenas ideas y soluciones a muchos problemas. A los viejos (y no me considero uno de ellos) les gusta tomar café y cambiar el mundo. Puede que no cambiemos el mundo, pero realmente disfrutaremos de nuestro tiempo.” — Francisco “Perico” Hernández San Román.

A Francisco le precedieron en la muerte su padre, madre y esposa, Mary Clay.

Le Sobreviven sus  hermanos Lita, Maru, Manolo, Marta y Jaime; Hijos Juan Hernández (y esposa Estela), Marjorie Barnes, Nina Osuna (y Edward), Francisco Hernández, Jr., Daniel Hernández (y Jennifer) y Mary Nyari (y Rudy); y 23 nietos y bisnietos.

Sus restos hoy serán sepultados en la ciudad de Fort Worth

De la redacción

@enlacemagazine

 

Deja un comentario