Propuesta migratoria podría aliviar Crisis Humanitaria

Las recientes órdenes ejecutivas firmadas por el nuevo presidente de los Estados Unidos en relación al rubro migratorio y respaldada en una iniciativa para alcanzar una reforma migratoria reflejan la preocupación por encontrar una solución para los más de 11 millones de personas indocumentadas que ya están residiendo en los Estados Unidos, viabilidad para los más de 608 mil solicitantes de asilo y por si fuera poco, regular  el flujo migratorio que sigue internándose al país.

La iniciativa plantea modernizar el sistema de inmigración,  administrar inteligentemente las fronteras así como atender las causas de la migración.

https://www.whitehouse.gov/briefing-room/statements-releases/2021/01/20/fact-sheet-president-biden-sends-immigration-bill-to-congress-as-part-of-his-commitment-to-modernize-our-immigration-system/

Douglas Interiano, director de Proyecto Inmigrante ICS en el Norte de Texas  explicó que las expectativas cifradas en este nuevo gobierno federal y la migración, “son muy grandes por la comunidad migrante, pero tenemos que ser realistas, es cierto que ahora los demócratas tienen control de la Casa Blanca, el Senado y la Cámara de Representantes, también es cierto que llevan a cuestas una batalla en la Cámara de Senadores pues aunque en el Senado voten todos los demócratas y la vicepresidenta, aún faltarán 9 votos más para que se lograra la reforma migratoria”.

Aclaró que dicha proyecto de ley, de lograrse contemplaría en primera instancia  a los jóvenes de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA por sus siglas al inglés), beneficiarios del Estatus de Protección Temporal, (TPS por sus siglas al inglés),   y los trabajadores agrícolas. Se habla también de un cuarto grupo conformado por trabajadores esenciales desconociendo hasta el momento su significado.

“Es una propuesta muy amplia y nunca antes vista que seguramente va a tener objeciones de los republicanos”, explicó Interiano.

El proyecto de ley plantea un camino a la ciudadanía en un periodo no mayor a 8 años. En los primeros 5 se extendería la residencia  y los 3 siguientes el proceso para la ciudadanía.

“No hay que olvidar que este país aún no ha cerrado este capítulo, pues hay una gran división, el juicio del expresidente Trump a punto de iniciarse y la diferencia de opiniones en el Senado pueden influir en el resultado”.

Para Interiano, de darse esta reforma, sería el  impacto de  un tsunami migratorio. Agregó que ya desde hace un año  se han estado preparando para este momento; “hay un grupo interreligioso que está listo para brindar el apoyo necesario”.

Remain in  Mexico Program

Adriana Cadena, coordinadora  estatal de la Alianza de Texas por la Reforma Migratoria, (RITA), consultada sobre  el enfoque de esta propuesta donde incluye la búsqueda de soluciones para el asilo, lo calificó como uno muy inhumano.

“Aplicaron este programa para eliminar a los migrantes siguiendo la táctica de que si no están en el país es que no existe el problema, que está fuera”.

Lo que si podemos ver, dijo, “es que si hay un proceso de dejar las personas atrás que puedan entrar, ser procesadas y que se reunifiquen con sus familias que ya tienen en Estados Unidos o recibir apoyo de agencias locales que puedan ayudarles a establecerse mientras su caso es revisado por un juez federal y ver el por qué están pidiendo asilo”.

Adelantó que estos procesos son muy largos y complicados, “se requiere asesoría legal pues muchas personas no entienden las leyes de este país”.

En cuanto a las detenciones de unidades familiares y la separación de menores en la frontera, señaló que en el caso de los menores la separación se suspendió.

“Ver esto hecho realidad vs a llevar tiempo, no se puede hacer de la noche a la mañana, pero  creemos que va a cambiar”

Andrea y su menor hija de 4 años, ambas originarias de Honduras están en la frontera de Tijuana con San Diego y han permanecido ahí por un tiempo a la espera de una respuesta positiva del gobierno norteamericano.

“Estamos muy felices por el cambio  de presidente y aquí estamos  para ver que va a suceder, tenemos muchas esperanzas, venimos pidiendo refugio  y tenemos miedo de que nos separen”.

Andrea dijo que vienen huyendo de la pobreza  y la violencia.

“Allá no tenemos nada, aquí por lo menos hay una esperanza de que algo bueno suceda”.

David, originario de Honduras  quien en compañía de su familia espera en la frontera de México con Estados Unidos por una respuesta a la solicitud de asilo, ve con desesperación que  las autoridades migratorias no dan respuesta a sus peticiones.

“Ya tenemos mucho tiempo esperando que el gobierno de EU nos resuelva y no hay nada, perdimos todo, casa y pertenencias, y pues regresar a nuestro país nos pone en más riesgo”.

         Estadísticas.

De acuerdo a  Transactional Records Acces Clearinghouse, (TRAC por sus siglas al inglés), a diciembre del 2020  hay 608 mil 737 personas a la espera de una respuesta de su solicitud de asilo; de ese total solo a 69 mil 682 se les ha otorgado.

Migración Indocumentada.

Alcanzar  un acuerdo ordenado y humanitario de la migración indocumentada, es uno de los retos de ese gobierno, pero esto no viene solo pues en el involucra principalmente a los países expulsores de migrantes del Triángulo Norte de Centroamérica incluido México, este último país de origen, tránsito y destino final.

Según la Unidad de Política Migratoria, el Instituto Nacional de Migración, (INM), presentó y devolvió a sus países de origen  87 mil 260 personas donde  Honduras es el número uno con 29 mil 995 nacionales, y en segundo lugar Guatemala con 32 mil 242 personas indocumentadas.

Cadena, preguntada sobre el papel de México en la migración, señaló que, “cuando Andrés López Obrador entró había mucha esperanza en él y que las políticas migratorias fueran más progresistas; lo triste es que  se convirtió en el policía de la administración de Donald Trump para detener a los migrantes y esa es una táctica que EU  ha usado durante mucho tiempo al pedirles a los países que no dejen pasar a la migración indocumentada”.

Al cierre de septiembre cuando concluyó el año fiscal  2020 para los Estados Unidos, la Patrulla Fronteriza reportó 400 mil 651 detenciones, lo que incluye 317 mil 864 adultos, 52 mil 230 unidades familiares y  30 mil 557 menores indocumentados no acompañados.

Luis Fernando Rivera,  de 19 años, originario de cruzó la frontera a través de la caravana de migrantes que intentó cruzar masivamente desde el pasado 18 de enero a México;  se refugió en la Casa de Migrantes en Sonoyta, Sonora,  y  dijo ser víctima de la Guardia Nacional al ser golpeado por ellos.

“Estaba afuera de la Casa del Migrante esperando a ser recibido y llegaron los soldados y nos revisaron me querían quitar mi dinero, el teléfono no me lo regresaron y además me golpearon, les dije que era migrante y se calmaron un poco pero me siguieron golpeando después”.

Irineo Mújica, responsable de ese albergue criticó el actuar de la Guardia Nacional  y señaló que se han hecho reportes a la propia Comisión Nacional de Derechos Humanos, (CNDH), sin haber respuesta alguna.

“La Guardia Nacional no está capacitada para lidiar con los migrantes y Andrés Manuel López Obrador en el discurso asegura que se respetan los Derechos Humanos y en el terreno  de los hechos no sucede así, es una burla lo que sucede, en cada mañanera el presidente miente sigue la GN persiguiendo a mujeres y violando sus derechos”.

Cadena, preguntada sobre el papel de México en la migración y la utilización de la GN como un muro de contención humano, señaló que, “cuando Andrés López Obrador entró había mucha esperanza en él y que las políticas migratorias fueran más progresistas; lo triste es que  se convirtió en el policía de la administración de Donald Trump para detener a los migrantes y esa es una táctica que EU  ha usado durante mucho tiempo al pedirles a los países que no dejen pasar a la migración indocumentada”.

Por Luis Ángel Galván Peimberth

enlacemagazine@hotmail.com

Deja un comentario