Se suspenden peregrinaciones; se analiza una celebración controlada el 12 de diciembre

-Sería con un cupo muy limitado, de máximo 300 personas.

DURANGO, DGO.-Noé Soto, vocero de la arquidiócesis de Durango dio a conocer que ya se tomó la determinación de no permitir peregrinaciones al Santuario de Guadalupe en la capital de Durango, una tradición que por la pandemia este años se verá suspendida, y es que hasta este momento la ciudad permanece en semáforo rojo por el alto número de contagios, aunque sí señaló que se analiza la posibilidad de que en la celebración del día 12 de diciembre sí se permita el acceso a un número muy reducido de feligreses, pero eso depende todavía de cómo evolucione la situación.

            Hasta el momento no se ha tenido ningún problema con el cierre del templo, sin embargo, para el mes de diciembre que es cuando más aglomeración se registra, “vamos a ver si vamos a transmitir la misa, o con un número muy limitado, ya dependiendo del semáforo, pero sería controlado el acceso, es decir, las personas que irían estarían invitadas hasta con un pase, en representación de la gente que acude cada domingo al santuario, de la gente que vive ahí mismo en el barrio y que pueden ingresar en representación de todos los fieles católicos que veneramos a la santísima Virgen María”.

            Desde este momento, destacó, se está haciendo el llamado a los fieles a que sean conscientes de la situación por la que estamos atravesando actualmente, y tengan ya muy claro que no hay celebraciones públicas y que para los días de diciembre no se harán celebraciones, salvo el 12 de diciembre que se planea hacer la ceremonia de celebración de la Virgen María, pero sería virtual o bien, al 25% de capacidad del santuario.

            Al ser preguntado sobre la posibilidad de pasar a semáforo naranja después del 8 de diciembre, entonces se podría invitar “a unas 300 personas nada más”, buscando que se represente a cerca de 30 grupos católicos, “coros, personas de la acción católico, de grupos de familia, de grupos de jóvenes, de personas que están más cercanas a la iglesia y estaríamos hablando de un grupo no mayor de 30 representaciones, y sería completamente organizada la entrada al santuario, no puede ser un acceso libre, no podemos permitir el acceso libre porque habría una movilidad enorme en el santuario y sería echar abajo todo el trabajo que se ha hecho hasta el momento”.

            Tradicionalmente desde la primera horas del 11 de diciembre se dan cita cientos de grupos de danzantes, pero para este año no se permitirá, “e insisto, no habrá un acceso libre al santuario baño ninguna circunstancia, independientemente de la semaforización en la que estemos”.

            El llamado a ha sido claro, a pesar de que en redes sociales se han visto algunas convocatorias para peregrinaciones, y es que en estos casos depende totalmente de la conciencia de los ciudadanos, es entendible, el deseo de mostrar el fervor guadalupano que es parte de todos los mexicanos, sin embargo, como la propia arquidiócesis lo ha manifestado, este es momento de demostrar la fe cuidándonos los unos a los otros y sí, celebrar, pero desde casa y guardando las medidas necesarias. Ojalá que este llamado a no hacer aglomeraciones en las inmediaciones del santuario sea atendido por los feligreses, pues ya habrá tiempo para celebrar como se hacía anteriormente, pero por lo pronto, a cuidarnos.

Por Carlos Yescas Alvarado

Especial/Enlace magazine

Deja un comentario