Diputados locales manifiestan su postura ante el informe de Aispuro

DURANGO, DGO.-Con la presencia de 25 diputados, José Rosas Aispuro Torres, gobernador de Durango, presentó su IV Informe de Gobierno ante el Congreso local, para dar a conocer las actividades desarrolladas durante un año de gobierno, que sin duda ha estado marcado por la pandemia de coronavirus, y que por lo mismo, hizo que la rendición de cuentas de este año se hiciera de forma virtual, sin invitados y cuidando la sana distancia, así como las medidas de higiene necesarias. 

El primer posicionamiento corrió a cargo de Gerardo Villarreal Solís, diputado local por el PVEM, quien destacó que la transparencia y la rendición de cuentas es una parte importante del ejercicio democrático al que están obligados todos los servidores públicos, por lo que se debe estar abiertos a la crítica, “y se reconoce al gobernador por su compromiso con la legalidad” al acudir a rendir su informe, a quien le hizo un llamado también a reconocer las necesidades de su gobierno, ya que hay funcionarios que siguen cuestiones personales “y solo persiguen la inmoralidad”, como en el caso del “Sedecogate”, el cual, dijo, no se puede olvidar, porque “enlodaron la actividad que había realizado el gobernador.

También, manifestó que el equipo del gobernador, “que se denominan  ‘aispuristas’, pero por increíble que parezca son los que le generan problemas”, y esas es más peligrosa porque se disfrazan de gobierno para fallar a la ciudadanía y al propio gobernador, por lo que se le reconoce el giro de timón que se hizo con los anuncios de los cambios en el gabinete, previos a la presentación del informe.

Todavía son muchos los compromisos que le restan al gobernador, subrayó, y ya está en la parte final de su mandato, por lo que le hizo el llamado a redoblar esfuerzos, y comentó, “estamos dispuestos, sin polarizar esfuerzos, sin polarizar el recurso, a transitar para que a Durango le vaya de mejor manera, y nosotros siempre nos manifestaremos a favor de las políticas públicas en beneficio de los duranguenses”.

David Ramos, diputado local por el PRD manifestó que “Durango es el único estado donde el ejecutivo comparece ante la representación del pueblo, y esto no pasa en ningún otro estado de la república”, lo cual catalogó como un acto de “transparencia y valentía”.

“Los mexicanos vivimos tiempos inéditos, enfrentamos la crisis de seguridad pública, económica y de salud más grave de nuestra historia”, por lo que, aseguró, es momento de que los tres poderes puedan atender con eficacia y madurez las necesidades de un pueblo afectado por la pandemia del Covid-19. Asimismo, destacó que a nombre del PRD reconocen la acción del gobernador, sobre todo porque a pesar de resultar infectado por el Covid-19 ha seguido trabajando buscando atender las necesidades de los duranguenses, “es por eso que el cambio en este 2020 se ve en Durango”, aseguró.

Asimismo, reconoció avances en la entrega de apoyos alimentarios, acciones en el área de salud con mayor abasto de medicamentos, así como el acondicionamiento de hospitales, “que estuvieron a la vista de todos los duranguenses”, así como el respaldo que se ha dado a los productores del campo, así como los proyectos de inversión que representan empleos para los duranguenses.

Claudia Julieta Domínguez Espinoza, diputada local por el Partido del Trabajo señaló que su labor es “decir la verdad y ser directos, porque la gente en Durango dice que el cambio en Durango no se ve, ni se verá”, y aseguró, “este gobierno es una decepción”, y lo único que sí se ve, son los cambios que ha generado el gobierno federal a través de los 339 mil durangueños que son beneficiarios de los programas sociales del presidente López Obrador, además de 63 mil estudiantes que reciben una beca, mientras que el gobierno del estado durante los cuatro años que tiene el gobierno sólo le ha quedado a deber a la ciudadanía, mientras siguió enlistando los logros que, afirmó, ha alcanzado el pueblo durangueño “porque en Durango el cambio sí se ve, con López Obrador”, comentó en múltiples ocasiones.

En su participación Carlos Maturino Manzanera, diputado local por el PAN, expresó que los retos de los últimos meses se han multiplicado, pero también han sido momentos para “saber de qué estamos hechos. Las crisis son momentos para crecer”, y reconoció la capacidad que tiene Aispuro Torres, dijo, para atender las necesidades de los ciudadanos en zonas urbanas y rurales, con los pies en la tierra, “no tenemos un gobernador de escritorio” sino que ha recorrido todos los municipios “donde ha demostrado que gobierna para todos”.

“Es un año de retos sin igual, con un gobierno que priorizó la salud de los duranguenses”, y a través de las acciones que se han tomado, se han salvado muchas vidas, “y todo con el mismo presupuesto”, y por ello Durango está entre los estados que han tenido mejor manejo de la crisis sanitaria, y es que el cambio no se logra sólo con acceder a un puesto, sino con el trabajo y el compromiso y aseguró que a cuatro años el 90% de las promesas hechas por Aispuro Torres en campaña, se ha cumplido el 90%, y el resto ya está en proceso de concretarse.

Reconoció la reducción en delitos de alto impacto, porque no ha sido fácil el lograr un Durango seguro, y en esto ha sido indispensable el trabajo en conjunto al que el gobernador ha convocado desde el inicio de su gestión, siempre “honrando la palabra y cumpliendo los compromisos hechos”, por un objetivo principal, que es Durango.

Alicia Guadalupe Gamboa Martínez, diputada local por el PRI indicó que la crisis sanitaria y económica es lo que ha marcado este año, por lo que celebró que la presentación del informe haya sido de forma virtual, pues eso da muestra del compromiso y responsabilidad de este gobierno ante el tema de salud.

Por otra parte aseguró que seguirán siendo críticos, pero con respeto a los tres órdenes de gobierno, y dijo, “coincidimos con la lucha contra la corrupción”, pero no estarán de acuerdo en que bajo esta bandera se cancelen programas de asistencia social como ha venido sucediendo con el gobierno federal. Además, es necesario una mayor reactivación económica, sobre todo para un estado con Durango que depende tanto de que al gobierno federal le vaya bien, y aseguró que en el PRI tiene experiencia para gestionar recursos que generen grandes obras, por lo que están a disposición para poder acceder a mayores recursos.

Desde el gobierno del estado se tiene que recuperar el paso para no seguir siendo el estado con menor crecimiento económico en el Norte del país, y para ello se debe trabajar en conjunto, y además, hacer un correcto análisis del informe, como el aumento en reportes de corrupción, pero no en las sanciones por parte de las autoridades, así como el aumento en la pobreza alimentaria “lo que demuestra que algo está fallando”, asimismo, destacó que se aumentaron las cifras de muerte materna y muerte infantil, así como la percepción de seguridad, en la que “más de la mitad de los duranguenses se sienten inseguros”, y en todo esto tiene que ver la falta de empleo, que es un tema que ha preocupado incluso desde antes de la pandemia.

Durante su participación, Sandra Lilia Amaya Rosales, diputada local por Morena manifestó que el rendimiento de cuentas es un ejemplo del control que la ciudadanía hoy tiene sobre los servidores públicos “y obliga a los gobernantes a sumir la responsabilidad de sus acciones”, y en el caso de Durango, “el pueblo demanda respuestas claras ante la evidente parálisis que sufre Durango en su agenda de desarrollo”, y si hace cuatro años se prometió un cambio, ser los mejores, los más honestos, más seguridad, “pero lamento decirles que la ciudadanía tiene otros datos”.

Durango se ubica como uno de los estados con mayores actos de corrupción, además de ser de los primeros lugares en feminicidios, y este gobierno se ha caracterizado por la opacidad y la falta de transparencia, sobre todo en cuanto a rendición de cuentas sobre la deuda pública, por lo que exigió a Aispuro Torres que dé a conocer las cifras reales de la deuda.

Hoy, hay más pobres que en 2016, con más de 111 mil duranguenses que en sólo cuatro años se unieron a los que ya padecían para poder sobrevivir, y en la generación de empleos, sólo se han generado mil 200 en promedio por año durante los cuatro años de gobierno de Aispuro Torres, por lo que los jóvenes, sobre todo, tienen que migrar. En todas las áreas de la economía hay malos números, “y no todo es culpa de la pandemia”, pues el desempeño económico de indicadores sociales ya se venía cayendo desde antes de que llegara a México.

“Su gobierno pasó de ser de verdad, a uno de mentira”, en el que se responde con excusas, ataques, malos manejos de parte de los funcionarios, sin resultados, “ni siquiera un sólo secretario de estado responsable para encabezar los esfuerzos”, por lo que el panorama luce poco alentador para los próximos meses y años, aunque dijo, “no todo está perdido”, pero para ello se debe trabajar en un amplio esfuerzo por parte de todos los partidos, de lo contrario, será muy complicado salir de esta situación.

Por Carlos Yescas Alvarado

Especial/Enlace magazine

Deja un comentario