Fenadu 2020, una celebración quedándose en casa

[responsivevoice_button rate=”1″ pitch=”1.2″ volume=”0.8″ voice=”Spanish Latin American Female” buttontext=”Escuchar”]

Una de las fechas más importantes para una ciudad es el aniversario de su fundación, por lo que hasta en los lugares más pequeños se realizan fiestas en las que la comunidad se reúne para celebrar un año más de esfuerzos y de seguir creciendo, sin embargo, para este 2020 la situación es inesperada y muy diferente a lo que se había vivido en Durango, por lo que se tendrá que celebrar en casa y guardando sana distancia.

La historia

En la década de los 20, del siglo pasado, se realizaban fiestas de tipo carnaval durante el mes de febrero y con ello se celebraba la fundación de Durango, sin embargo, durante ese mes todavía hace frío en la capital del estado, por lo que a petición de Ignacio Gallegos, cronista de la ciudad en esa época, se cambiaron las fiestas para el mes de julio, que además va más acorde con la fecha de fundación que es el 8 de julio.

                Fue hasta 1945 que por medio de un decreto se señaló esa fecha para iniciar con las festividades, y para 1950 ya se convirtió en “feria”, con una verbena popular y otras actividades que tenían como sede la plaza de armas, y a través del tiempo pasaron la plazuela Baca Ortiz, el parque Guadiana, esto, por la cantidad de gente que empezó a participar de los eventos que duraban en promedio 22 días.

                Para el aniversario número 400, en 1963, se pensó en llevar la feria a otro nivel, por lo que se construyó la plaza IV Centenario por parte de Adolfo López Mateos, presidente de la república, y ese fue el recinto para la enorme fiesta. En 1971 se decidió ocupar otro espacio, así que lo que era entonces la Ciudad Deportiva se convirtió en el recinto ferial.

                En 2006 se entregaron las instalaciones de lo que hoy se conoce como la Feria Nacional Durango (Fenadu), con una infraestructura moderna, mucho más amplia y con una espectacular velaría para la presentación de artistas, y desde entonces este es el lugar donde cada año se realiza la fiesta más importante para la ciudad, o al menos en los años anteriores, porque como ya mencionamos, para este 2020 la situación es diferente.

La pandemia

El coronavirus ha cambiado la forma de trabajar y de convivir de las personas en todo el mundo, y aunque en un inicio se esperaba que la pandemia alcanzara sus momentos más críticos desde inicios de mayo, y luego eventualmente se pudiera ir regresando a las actividades, este plazo se ha ido extendiendo, lo que hizo que José Rosas Aispuro Torres, gobernador de Durango, decidiera cancelar la Fenadu de este año, en un hecho sin precedentes.

                Ya cerca de la fecha de fundación, la cantidad de casos en el estado ha ido a la alza, por lo que las medidas de sana distancia y el llamado a quedarse en casa permanece, por lo que sería de un alto riesgo el realizar la feria, lo que obviamente tiene un impacto.

                Para Patricia Meraz, directora de Salud Mental en el municipio, sí hay un efecto en las personas, pues la cancelación de estos eventos que son donde tradicionalmente se divierten, “y mientras más pasa el tiempo empezamos a generar desesperación y angustia, por lo que se están cancelando eventos que causan impacto, como la cancelación de la feria, la suspensión de clases presenciales, el no estar de manera presencial en los trabajos, y esto puede generar mucha desesperación”.

                Algo que complica todavía más, señaló la especialista en salud mental, es que no se tiene certeza de cuánto pueden durar estas condiciones, “pero tenemos que adaptarnos a esta nueva normalidad, porque tampoco sabemos cuándo podremos tener eventos masivos”, así que lo ideal, subrayó, es que se busquen actividades que vayan acorde a los protocolos y disposiciones de las autoridades de salud, ya que el estar tanto tiempo en casa puede generar tristeza, angustia, enojo, ansiedad, entre otros, y al menos en este año no se tendrá la oportunidad de ir a la feria, que también funciona como una válvula de escape cada verano.

La Fenadu

En un inicio se esperaba que la parte más crítica de la pandemia en el estado llegara en las primeras semanas de mayo, sin embargo el plazo se ha ido extendiendo, por lo que José Rosas Aispuro Torres, gobernador de Durango, informó desde mediados del mes de junio que la Fenadu 2020 quedaba cancelada, pues es de alto riesgo en este momento el realizar eventos masivos de este tipo.

                Año con año la Fenadu se ha venido posicionando como un evento a nivel nacional, en el que también va en aumento el número de visitantes de otros estados, sobre todo de los que colindan con Durango, y por ello se trata de tener mejores atracciones y elevar la calidad de los artistas que son contratados, que es una de las principales actividades que prefieren los asistentes.

                También se ha buscado que la feria sea mucho más rentable, y aunque se insiste en que “no tiene un fin recaudatorio”, se ha convertido también en una buena forma de obtener recursos para acciones de asistencia social y de fortalecimiento a áreas, como la de salud, que las requieren.

                Para 2018, de acuerdo a lo informado por el gobierno del estado, se obtuvo una utilidad de 6.8 millones de pesos, cantidad que para 2019 superó los 8 millones de pesos, además de que también se aumentó el número de visitantes, de acuerdo a los datos oficiales vertidos por el Patronato, que por primera vez tomó las riendas de este evento, y quienes manifestaron en su momento, se tuvo un promedio de 49 mil asistentes por día, lo que habla de la importancia de estas fiestas.

                Y no sólo se trata de lo que pasa en el recinto ferial, sino que al atraer visitantes, hay también beneficios para los hoteles, restaurantes y demás paseos y servicios que existen en la capital. En el 2019 se logró un aumento de un 8% en relación a la ocupación hotelera que se tuvo en 2018, esto, de acuerdo a lo informado por Eleazar Gamboa de la Parra, secretario de Turismo, sobre todo por turistas provenientes de Sinaloa, Zacatecas y Nuevo León.

                Con la pandemia, la ocupación hotelera en los últimos meses ha caído hasta un 7%, con el cierre de varios hoteles, y de acuerdo a Francisco Martínez Díaz de León, presidente de la Asociación de Hoteles y Moteles en Durango, ahora que se han reactivado las actividades de forma gradual, se ha logrado elevar el porcentaje al 12%, sin embargo, destacó, esto todavía los mantiene en una situación muy difícil.

                La reactivación económica ya está en marcha, pero a decir del dirigente hotelero la realidad es que la gente todavía no está viajando, y por supuesto, para esta fecha en la que la Fenadu atrae a una gran cantidad de turistas, en esta ocasión no será así, por lo que un repunte importante se ve muy complicado, pues también el sector del turismo de reuniones y convenciones, que había sido un pilar importante para la economía de los hoteleros no se ve que vaya a reactivarse de forma importante en el corto plazo.

                “Es complicado, porque también en el sector del turismo cultural se canceló la feria, se canceló el Festival Ricardo Castro, el Festival Revueltas todavía está en veremos porque no hay seguridad de que se pueda realizar”, y además, comentó, esto afecta también a otros sectores, como el de los restauranteros, que han crecido gracias al turismo, y que derivado de la promoción y difusión que se ha hecho de Durango como destino turístico y de eventos como la feria se había elevado, y es que, añadió, en el caso de Nuevo León, desde que se regresó a la “nueva normalidad”, la ocupación hotelera llegó al 50%, pero esto es porque hay mucho turismo de negocios, muchas personas que hacen inversiones, que participan de la enorme industria que hay en ese estado, cosa que no pasa en Durango, donde este sector es casi nulo.

                Para ningún sector existe certeza en este momento de qué es lo que sucederá, pero lo que sí es cierto es que el orgullo y la emoción por un aniversario más de la fundación de la ciudad de Durango no ha pasado, aunque al menos en esta ocasión habrá que festejar en casa y manteniendo la sana distancia, en un año que pasará a la historia y que a quienes les ha tocado vivirlo no lo van a olvidar.

Por Carlos YescasAlvarado

Especial/Enlace magazine

Deja un comentario