Suprema Corte en EE.UU. bloquea a Trump y declara ilegal la cancelación del DACA

[responsivevoice_button rate=”1″ pitch=”1.2″ volume=”0.8″ voice=”Spanish Latin American Female” buttontext=”Escuchar”]

Fotografía (Cortesía de Twitter)

-Se abre el camino para que 700 mil dreamers puedan legalizar su situación migratoria.

A la llegada de Trump a la presidencia de los Estados Unidos, una de sus primeras medidas fue intentar la cancelación de lo que se conoce como Deferred Action for Childhood Arrivals (DACA) que permite a personas que llegaron a ese país siendo niños obtener la ciudadanía, y este día, al Suprema Corte de Justicia, en el último día que tenían para emitir una opinión al respecto, declaró ilegal la cancelación de este programa.

                En 74 páginas, la Suprema Corte detalló que en 2012 surgió esta iniciativa en la que se contemplaba a 700 mil jóvenes para que pudieran garantizar sus derechos laborales y otros beneficios federales como el resto de los ciudadanos. En 2014 incluso se amplió el programa creando el Deferred Action for Parents of Americans and Lawful Permanent Residents (DAPA) para que cerca de 4.3 millones de padres de ciudadanos o residentes permanentes en los Estados Unidos pudieran regularizar su situación migratoria y acceder a los beneficios de la ciudadanía.

                Sin embargo, para 2017, con un cambio en la política migratoria, explica el documento, el DAPA fue cancelado, ya que se dijo, violaba los reglamentos establecidos en el Acta de Inmigración y Nacionalidad (INA, por sus siglas en inglés), y como este programa era derivado del DACA, entonces se consideró que este también debería desaparecer.

                Luego de una serie de alegatos legales en estos años, se pidió una revisión judicial, basados en la Administrative Procedure Act (APA), la cual, de acuerdo al juez Sotomayor, se ve violada si se suspende el DACA ya que esto atenta contra la Cláusula de Protección y Equidad, ya que se ha visto un “ánimo discriminatorio” en esta medida del presidente Trump, incluso desde que estaba en campaña, y hace un recuento de algunas de las frases del entonces candidato, refiriéndose a los mexicanos: “people that have a lot of problems”, “the bad ones” y “criminals, drug dealers, rapists”.

                Asimismo, el juez Sotomayor destacó el presidente Trump, en 2017, comparó a los inmigrantes indocumentados con “animales”, lo que ha afectado el ánimo no sólo entre los migrantes mexicanos o hispanos, sino en la comunidad musulmana y resumió: “’las palabras del presidente (Trump)’ ayudan a ‘crear la fuerte percepción’ de que la decisión de la rescisión (del DACA) estuvo ‘contaminada por un ánimo discriminatorio que no se puede permitir’”.

                El juez Thomas, así como el juez Alito, concordaron en que desde el inicio el DACA es un programa “ilegal”, sin embargo, señalan que “aunque fuera legal, no hay bases para determinar su rescisión”, y es que esto implicaría la misma “persecución” hacia los migrantes que se ha vivido desde hace años, y es que a decir del juez Kavanaugh, desde hace 20 años que en los Estados Unidos se encuentran en un enconado debate político, religioso y moral sobre la situación de miles de jóvenes que, siendo niños, llegaron a ese país, y es que, dice, estos jóvenes viven, estudian y trabajan en los Estados Unidos pero no tienen ninguna certeza sobre su futuro ya que no tienen un estatus legal.

                Esta falta de certeza para los jóvenes, explicó el juez Kavanaugh, se debe a la incapacidad de los congresistas, durante años, de crear una legislación al respecto, lo que hace que administración tras administración se tenga que estar improvisando y sacando programas, que, como en este caso, otra administración trata de echar abajo.

Por Carlos Yescas Alvarado

Especial/Enlace magazine

Deja un comentario