Se puede regresar el 1 de junio, pero el 85% de constructores no tiene obra: CMIC

DURANGO, DGO.-La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) participó en la elaboración de los protocolos para el regreso a la actividad, y como se anunció desde hace algunas semanas que este sería parte de los sectores esenciales, se tiene el conocimiento y la preparación necesaria para aplicarlos y poder trabajar, sin embargo, el verdadero reto es que si bien es cierto que este primero de junio pueden regresar a las labores, un 85% de los constructores en Durango no tiene obra en la cual puedan trabajar, destacó Miguel Ángel Reveles Reveles, presidente de este organismo en la entidad.

                A través de una entrevista vía telefónica con este medio, el presidente de los constructores explicó que el protocolo que se tiene, se trabajó en conjunto con los agremiados y luego fue avalado por autoridades de la Organización Mundial de la Salud (OMS), de la Secretaría de Salud y ya también fue revisado por los encargados de esta área en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), “y no hay ningún problema, hemos tenido un par de semanas para revisarlo y desde hace dos días hemos estado capacitando a nuestros agremiados para que los pongan en marcha”, señaló.

                La presidente de Canacintra había señalado que para ellos era muy complicado, pues el aplicar las medidas marcadas en los protocolos genera gastos extra, por lo que no todas las industrias estarían en posibilidades de regresar, pues no cuentan con los recursos suficientes, pero en el caso de los constructores, afirmó Reveles Pérez, este no es el caso, “porque el protocolo no implica un gasto oneroso para nosotros, porque no tenemos tantos trabajadores como en la industria, en las que por su naturaleza hay que contratar mucho personal y en ocasiones deben estar en áreas donde hay mucha concentración de personas, nosotros no, nada más garantizar que haya una fuente suficiente de agua para estarse lavando las manos, el uso de cubrebocas, de gel y en algunos casos el uso de guantes, que son cosas que varios ya estaban haciendo pero que ahora son obligatorias para todos”.

El dedo en la llaga


Si bien es cierto se dicen preparados en cuestión sanitaria, al cuestionarle sobre cuántos constructores no regresarán a la actividad, y no por cuestiones sanitarias sino porque no tienen obras en este momento, el dirigente de CMIC expresó, “pusiste el dedo en la llaga” y es que actualmente sólo un 15% de los agremiados a la cámara tienen una obra.

                Ni el gobierno federal, ni el estatal, manifestó, han estado haciendo licitaciones, y el periodo de la pandemia de coronavirus vino a retrasar todavía más este proceso, y lo que complica todavía más el panorama es que no se tiene una fecha exacta de cuándo pudieran llegar recursos para obra. En este momento, la esperanza es que pronto se aplique el crédito de los mil 800 millones de pesos que anunció el gobernador de Durango se tomaría para obras, aunque tampoco se tiene una fecha establecida para que esto suceda.

                Aunque se tiene permiso para operar, probablemente un 85%, que corresponde a poco más de 200 empresas constructoras no lo harán este 1 de junio, y no por cuestiones sanitarias, sino porque no tienen trabajo.

Por Carlos Yescas Alvarado

Especial/Enlace magazine

Deja un comentario