Padre de jornalero indígena exige justicia por la muerte de su hijo

Con la esperanza de una mejor oportunidad de empleo, Jesús de 29 años y de oficio jornalero, partió hacia Chihuahua este 9 de enero, sus padres y su esposa no volvieron a saber de él, sino hasta este pasado 17 cuando les fue notificada su muerte desde la población Miguel Díaz Alemán, en Tamaulipas.
Jesús recién había regresado de Sinaloa a pasar unos días con su familia en el albergue para indígenas en la colonia Azteca, y hasta ahí le tocaron la puerta para ofrecerle el empleo.

El reporte de su muerte fue hecho desde otro lugar distinto al que originalmente se había pensado estaría trabajando.


El padre de Jesús asegura que ya acudió a la Fiscalía del Estado, pero que como este hecho no ocurrió en Durango, esto no procedía, situación similar en Tamaulipas donde quisieron interponer una denuncia y el ministerio público de ese municipio les negó ese derecho. Hoy la familia de Jesús pide justicia

Deja un comentario