Esquema CoDi del Banco de México para cobro digital, ya está en marcha

-Esto brindará mayor seguridad a los usuarios, y es un paso para dejar de usar dinero en físico.

DURANGO, DGO.-Desde el 30 de septiembre está operando el esquema CoDi (Cobro Digital), mediante el cual, los bancos en el país están obligados a recibir y procesar pagos por este medio, que es un paso más al Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI).

                Para saber más sobre este tema, consultamos a Germán Oyosa, especialista y analista en materia financiera, quien afirmó que el principal beneficio será para los usuarios, ya que permitirá mayor seguridad en el manejo de sus recursos, además de que será más rápido y también es un paso importante hacia el migrar del uso de dinero físico al dinero electrónico, que desde hace tiempo inició en el país y el mundo.

                Actualmente ya se está familiarizado con el SPEI, y ahora se integra una nueva tecnología mediante los códigos QR, que ya son conocidos también por una buena parte de los usuarios, que funcionan como códigos de barras, así que ahora bastará con escanearlos con el teléfono y esto de forma inmediata se enlazará de forma digital con el banco en el que el usuario tenga su cuenta, para que se haga una operación de forma inmediata, ya sea por un producto o servicio, y esto puede ser de forma presencial o a través de Internet, como ya se hace actualmente.

                “Todo será a través de aparatos móviles, entonces el proveedor debe tener su código, o en su página web, el cual, el comprador va a copiar, como si sacara una fotografía, del producto que requiere; si es presencial, el cliente le pasa al proveedor el QR, y se hace la solicitud del traslado de fondos de la cuenta del cliente. Esta solicitud la recibe el banco donde el cliente tiene depositados sus recursos, y es bien importante que el vendedor especifique si el cliente quiere pagar en efectivo, a través de su tarjeta de débito, o lo va a pagar con cargo a su tarjeta de crédito. El banco lo autoriza y le notifica tanto al comprador como al vendedor”, explicó.

                Como sucede ahora con las “alertas” de los bancos, que notifican cuando se hace algún movimiento en la cuenta, así llegará uno de estos mensajes para corroborar la transferencia de recursos hacia el vendedor, lo que también implica el uso de la propia tarjeta, ya que los datos se encuentran en la plataforma digital del banco, y también ya no será necesario el uso de las terminales bancarias para hacer cobros, “y esto da la seguridad de que no van a ser mal utilizados los datos del comprador, porque ahora en las compras por Internet te piden el nombre, el número de la tarjeta y la clave de protección de la tarjeta, y el vendedor se queda con esos datos, y cuando se reciben los datos, se pide al banco que autorice la transacción, pero los datos quedan latentes y estás a la buena de Dios de que sea respetada tu información por el proveedor. En este caso, a través de los códigos QR el banco pide la confirmación de que autorizas que se trasladen fondos al comprador sin dar de alta ninguno de los datos de tus tarjetas”, subrayó.

                Otro dato importante, añadió, es que con esto se da un paso importante hacia la eliminación del uso de los plásticos y del dinero físico, monedas y billetes que conocemos, lo que eliminará gastos de fabricación de estos, “porque el sistema bancario está migrando a que ya no se use dinero físico, sino más bien que el dinero sea digital, porque ahora todo mundo tiene una tarjeta, porque ahí le depositan su salario y la utiliza para poder comprar lo que requiere e igualmente se utiliza la tarjeta de crédito, pero ahora ya no, simplemente se usarán los recursos electrónicos al alcance de uno para hacer compras en vivo o en Internet, sin tener que llevar dinero en efectivo ni tarjetas, y esto también es un ahorro para los negocios, porque los bancos cobran una comisión por poder tener el servicio a través de terminales de cobro”, finalizó.

Por Carlos Yescas Alvarado

Especial/Enlace magazine

Deja un comentario