En menores, de un 28 al 30% de obesidad y sobrepeso, lo que es preocupante: Rocío Manzano

Fotografía (Carlos Yescas Alvarado)

-La desnutrición alcanza un entre un 5 y 10% en Durango.

DURANGO, DGO.-Luego de estudios realizados, se detectó que en Durango entre el 5 y el 10% de los estudiantes de primaria sufre de desnutrición, aunque se considera que este no es un porcentaje muy elevado; lo que preocupa es que en este mismo grupo, entre el 28 y el 30% padecen obesidad, señaló Rocío Manzano, directora del DIF Estatal.

                El porcentaje de obesidad es delicado, comentó, “porque esto acompaña regularmente el aumento en los triglicéridos, el colesterol, que también a los niños se les eleva, y sobre todo, la predisposición que de por sí genéticamente los duranguenses ya tenemos a padecer diabetes mellitus, en estos casos se incrementas cuando el peso alto se ha sostenido por varios años, cuando se tiene un sobrepeso, aunque no se haya caído en la obesidad, desde la infancia, se tiene más riesgo de padecer diabetes y una serie de enfermedades crónico-degenerativas”.

                “Por supuesto, esto merma la salud y la capacidad de vivir en una forma plena y sana, y salen muy caras al sistema de salud del país” indicó la directora, y también se trata de identificar las causas, para lo que se analiza la información obtenida, ya que, por ejemplo, en Canatlán existe un número menor de casos de sobrepeso y obesidad, y esto se puede atribuir a la alta producción y consumo de frutas en ese municipio, aunque hay otros lugares los niveles se elevan, y no se tiene una razón.

                A final de cuentas, subrayó la directora, el tema es de educación, “y debemos volver a comer cosas naturales, y la comida sana no quiere decir comida cara. Volver a comer frijoles, tortilla, chile, y dejar las frituras y los alimentos procesados; evitar las salchichas, que están reportadas como causa para producir leucemia. Yo creo que tenemos que volver a comer cosas naturales y evitar todo lo que sea procesado”, manifestó.

Por Carlos Yescas Alvarado

Especial/Enlace magazine

Deja un comentario