Trato humanitario es indispensable para los migrantes

Fotografía (Archivo Enlace magazine)

-Las nuevas generaciones lo entienden y no tienen prejuicios al respecto.

DURANGO, DGO.-A través de un concurso de dibujo se busca incentivar en niños y jóvenes el tema del respeto a los derechos humanos de los migrantes, sobre todo, poniendo énfasis en que no se trata de personas que se dediquen a delinquir, sino que por necesidad tienen que dejar su lugar de origen, familias y costumbres, en busca de mejores condiciones de vida, manifestó Marco Antonio Güereca Díaz, presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) en Durango.

                El trato humanitario es una necesidad de las personas, e invitó a que así como se pide un trato justo para los connacionales que viajan a los Estados Unidos , también lo brindemos a quienes vienen de otros países con la esperanza de llegar a los Estados Unidos, ya que en el caso específico de Durango, son muchos los municipios que sobreviven gracias a las remesas, por ello la importancia de generar eventos en los que se aprenda a respetar y valorar a los migrantes.

                En el caso de los menores, respecto a estos temas, subrayó, es de una mayor sensibilidad, ya que no tienen tantos prejuicios como los adultos, “y no tienen esas percepciones negativas, porque a mí me ha tocado en reuniones con personas adultas, que me dicen que por qué apoyar a los migrantes si son delincuentes, que viene a quitarnos nuestros empleos, y no, la gran mayoría solo es gente que está buscando una mejor calidad de vida. También en reuniones he pedido que levanten la mano quienes tengan familiares en la unión americana, y casi el 90% levanta la mano, y les digo que nosotros tampoco queremos que lo traten mal ni que los señalen como delincuentes, entonces hay que tener coherencia en el mensaje de protección a los derechos humanos de los migrantes pero también hay que garantizarlos, y qué mejor aliado que las nuevas generaciones”.

                Respecto a los derechos humanos en todo el país, en el que al parecer se han concentrado los esfuerzos, sobre todo en el sur, Güereca Díaz, comentó que están cambiando los tiempos, ya que en los años 30 y 40 la migración era permitida, incluso pedida por el gobierno estadounidense, pero actualmente la situación es diferente, donde los contingentes de familias enteras, y en casos que son graves, de menores que viajan solos, lo que atenta contra los derechos humanos, por lo que, sobre todo en la Comarca Lagunera ya que la capital del estado y otros municipios no son un paso importante de migrantes, los esfuerzos se centran en apoyar con lo básico a estas personas, trabajando en conjunto con organizaciones de la sociedad civil, y sobre todo, tratando de proteger a los menores, ya que, destacó, si para los adultos es muy peligroso tratar de cruzar por todo México, para un niño lo es más.

Por Carlos Yescas Alvarado

Especial/Enlace magazine

Deja un comentario