La situación en el campo de Guadalupe Victoria es crítico

Fotografía (Carlos Yescas Alvarado)

-El próximo año se reflejarán los resultados de la falta de lluvias de este 2018.

DURANGO, DGO.-La región del municipio de Guadalupe Victoria es un gran productor de maíz y frijol, principalmente, pero debido a la falta de lluvias que se ha vivido durante este 2018, la esperanza de cosecha es muy limitada, y los verdaderos efectos los estaremos viviendo el próximo año, con alza en los precios para los consumidores y con unas condiciones críticas para los productores, quienes no tendrían ni siquiera semilla para sembrar, señaló Agustín Sosa Ramírez, alcalde de ese municipio.

                Por principio de cuentas, de la superficie total en el municipio, solo se sembró un 50%, destacó el edil, y de este porcentaje tal vez solo la mitad pueda arrojar cosecha, “y eso regular, no muy buena”, esto derivado de 40 días que se mantuvo sin lluvias en la zona, así que la expectativa es que solo un 25% de la superficie cultivable, como máximo, tendrá beneficios para los productores.

                En este momento, subrayó, todavía no se sienten los efectos de esta situación, pero para el próximo año, ya cuando se vean los números reales de lo que se levanta de cosecha, se vendrá un proceso crítico, sobre todo para la siembra del próximo ciclo, “imagínense cómo irá a andar el kilo de frijol allá por la región de Los Llanos”, y esto es solo la parte para los consumidores, quienes tendrán que enfrentarse a una alza considerable en los precios.

                En el caso de los productores, destacó, no habrá ni semilla para sembrar, por lo que esperan, dijo, trabajar de la mano del gobierno del estado para empezar a hacer las gestiones necesarias desde marzo o abril, para que en junio se tenga la posibilidad de sembrar en junio, que es la época para los productores de temporal.

Por Carlos Yescas Alvarado

Especial/Enlace magazine

Deja un comentario