Sipinna en Durango, de los mejores a nivel nacional; pero necesita más recursos

Fotografía (Carlos Yescas Alvarado)

DURANGO, DGO.-Armando del Castillo Herrera, director en Durango del Sistema Nacional para la Protección de Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna), manifestó que es el único organismo autónomo de este tipo en todo el país, con capacidad de gestión, autonomía y presupuesto propio, por lo que se trabaja para concretar una mayor cantidad de recursos y seguir trabajando.

                El director manifestó que en este comienzo del periodo de sesiones del Congreso local, buscarán un presupuesto que permita diseñar políticas públicas que garanticen los derechos de los menores en el estado, con actividades que tengan impacto en este sector vulnerable.

                En este momento, destacó, Sipinna en Durango, ocupa el séptimo lugar a nivel nacional entre todos los estados, pero el objetivo, afirmó, es hacer un esfuerzo mayor para lograr una posición todavía mejor, ya que esto significa que hay una mejor protección para niñas, niños y adolescentes.

                Actualmente, manifestó, el principal reto es trabajar en el tema del embarazo en adolescentes, que tiene unos niveles altos en la entidad y que tiene consecuencias negativas en muchos casos, así como atender el trabajo infantil, que ya ha tenido una reducción importante, ya que afirmó que en lo que va de la administración, son 11 mil menores que han sido retirados del trabajo, por estar en una edad no permitida, aunque permanece el tema de los jornaleros agrícolas, en el que se trabaja con campañas de concientización, a través de varias secretarías, como la del Trabajo, de Comunicaciones y Transportes y la Unidad Estatal de Protección Civil, para evitar que los menores se expongan a situaciones de riesgo por participar en actividades laborales, que sobre todo se trata de menores de comunidades indígenas y de zonas rurales marginadas, que son quienes tienen que migrar para trabajar en el campo, como única forma de tener algo de dinero para poder sobrevivir.

Por Carlos Yescas Alvarado

Especial/Enlace magazine

Deja un comentario