El deseo es que haya paz en Durango, dijo arzobispo emérito

Fotografía (Daniela Ayón)

-La zona serrana siempre ha sido violenta, señaló Héctor González Martínez.

DURANGO, DGO.-En varias ocasiones, Héctor González Martínez, obispo emérito de Durango, denunció la presencia de grupos delictivos en algunas zonas del estado, situación que ha ido disminuyendo, según comentó, y además manifestó que su deseo es que vivamos en paz.

                El arzobispo emérito subrayó que “se debe implorar a Dios, porque el hombre no puede llegar a sus metas solo”, y en este sentido, indicó que todos se deben unir en este pedido de paz para todo el estado, y respecto a los hechos de violencia, sobre todo los últimos que se han registrado en contra de mujeres, agregó, “yo también lo lamento, por ser mujeres, y simplemente por ser un ser humano”.

                Respecto a la actuación de las autoridades, destacó que la expectativa es que lo nuevos gobiernos municipales lleguen a acuerdos con el gobierno del estado para tener una mejor relación y mayor coordinación, que se refleje en beneficios para la ciudadanía, tanto en el tema de seguridad como en otros que son necesarios; “que no haya contradicciones”, dijo.

                Respecto a lo que varias veces comentó, sobre la presencia de grupos delictivos, sobre todo en zonas serranas del estado, que generaban violencia e inseguridad entre los ciudadanos, aseguró que “siempre ha sido así la sierra, violenta, y no es novedad, porque siempre ha sido así”, por lo que constantemente se presentan actos violentos, sin embargo, a últimas fechas se ha visto una disminución en estos, de acuerdo a lo que comentan los sacerdotes que viven en esas zonas, lo que es una buena notica, pero, añadió, la violencia está latente, porque los delincuentes se retiran un tiempo, se esconden, pero luego es probable que regresen a esos lugares y vuelvan a generar violencia.

Deja un comentario