El actual ayuntamiento de Durango se ha dedicado a destruir los parques

-Se desconoce cuáles serán sus planes, pero la tala de árboles continúa.

Fotografía (Carlos Yescas Alvarado)

DURANGO, DGO.-Aunque quedan algunos días para que termine la administración municipal de José Ramón Enríquez Herrera, y continúan obras en el parque Sahuatoba, donde se siguen talando árboles y destruyendo infraestructura, como el gimnasio que se ubicaba en este sitio, sin que se haya dado a conocer qué es lo que se hará en esos terrenos, manifestó Jesús Frías, miembro del Instituto Municipal de Planeación (Implan).

                El alcalde en funciones envió una solicitud al Congreso del Estado, a través de Gerardo Villarreal, quien era el encargado de la comisión de ecología, para que “no tocara el parque Sahuatoba, porque ahí tenía un proyecto el presidente municipal y algunos funcionarios municipales, para realizar ahí obras que, realmente se desconocen, que no se han dado a conocer”.

                Ya se destruyó el gimnasio, y Jesús Frías aseguró, esto se trata de un delito, porque es patrimonio de la ciudad, y no se debe permitir que no haya sanciones por lo que ya se h ahecho, y que se continúa haciendo, además de que en días pasados continúa el daño al arbolado.

                Hace un par de semanas se anunció por parte del gobierno municipal que se pretende ampliar el Sahuatoba, pero hasta el momento no se ha entregado ningún proyecto ni se ha explicado específicamente qué es lo que harán, y menos, cuando están a unos días de dejar el cargo, lo que genera la duda, indicó, si se construirá infraestructura para el zoológico en beneficio de la ciudadanía, o si se pretenderá beneficiar a particulares, y subrayó, “cualquier cosa que se pretenda construir, que atente contra el arbolado, contra el patrimonio de la ciudad, es un delito. No se puede permitir que se beneficie a particulares, a funcionarios o exfuncionarios públicos. Desconocemos lo que está pasando, pero ahí están las evidencias de la destrucción”.

                Asimismo, destacó que no se puede hablar de un número específico o porcentaje de arbolado que desapareció durante la actual administración municipal, ya que tampoco se lleva un registro y muchas veces se actuó en la noche, “a escondidas y no le avisan a nadie, no convocan a nadie para que certifique cuántos árboles quitan, lo que sí es claro es que la depredación es muy grande, porque ahí están las evidencias no estamos inventando nada, ni estamos acusando de nada, porque ya ven que son muy delicados los funcionarios públicos. Ahí están las evidencias y este es un delito que se debe sancionar, no sé por qué autoridad, pero no se vale que sea la propia autoridad la que esté cometiendo este tipo de ilícitos”.

Por Carlos Yescas Alvarado

Especial/Enlace magazine

Deja un comentario