Tiroteo en El Paso causa miedo e incertidumbre entre comunidad hispana

Lo sucedido en la tienda departamental del Paso Texas, el pasado sábado 03 de agosto donde 20 personas murieran y otras 26 quedaran heridas a causa de los disparos hechos por Patrick Crusius, originario de Dallas, Texas, ha causado un rechazo general a los discursos del actual presidente de los Estados Unidos y su política migratoria.

María Esther López, mexicana y quien residen en Ciudad Juárez, Chihuahua,  acude cada semana a hacer sus compras  a El Paso, Texas.

El  día de los hechos, López estaba  en la línea exprés para cruzar la frontera.

Lo sucedido obligó a las autoridades a tomar medidas, entre las que se incluyó una exhaustiva revisión a  los que ingresaban a los EU, y por ende un retraso en el cruce tardó más de lo acostumbrado. 

“Desgraciadamente esta tragedia va a perjudicar a mucha gente, en principio a esta zona económica va  a sufrir las consecuencias, todo se va a acumular, ni va a ir o si lo hace  será con miedo, todo está al revés”.

Dijo que el futuro inmediato con la comunidad mexicana será entredicho, “no habrá confianza ni mucho menos interés en acudir de compras además del miedo en la comunidad; aquí hay mucha tensión” y agregó, “hay mucha fuerza policiaca, helicópteros y camiones blindados”.

Testigos hablan sobre los hechos

Fátima  Judith Campos Hernández, de 27,  duranguense y quien estaba de paseo en ese lugar, vivió momentos de terror al quedar atrapada literalmente en el Centro Comercial Chula Vista, en El Paso, Texas.

“Fui de compras con mi novio, estábamos en el piso superior pagando cuando escuché gritos y ví a personas corriendo por los pasillos, había un caos de desesperación, y el manager de la tienda de ropa recibió una llamada, nos pidió  que nos refugiáramos en la bodega de ropa pues no podríamos salir. Al principio no sabíamos por qué, pero de inmediatos cerró la cortina de la tienda y nos quedamos encerrados”.

Lo siguiente, dijo fue aterrador, explicó,  “escuchamos dos detonaciones y gritos, pero no podíamos salir, hasta casi una hora después y fue cuando vimos a mucha gente desesperada porque había muchos muertos también”.

Relató que “cuando al fin abrieron la puerta nos ordenaron salir con las manos en alto todo el tiempo, y nos concentraron en el estacionamiento de Walmart, y ahí duramos casi dos horas”.

Al final, dijo, dejaron ir a  todas las personas; “pero me sentí intimidada, con miedo y desconcertada”.

José Antonio Morga Ávila, 28 años,  otro de los que estaba en el Mall, dijo haber escuchado detonaciones que hasta cierto punto le parecieron normales.

“En México se nos hace normal, pensé que era un pleito entre pandilleros,  o personas de los cárteles, y las medidas que estaban tomando los policías  se me hacían exageradas, sin embargo después medí cuenta de o sucedido y de que es su país  y sus reglas también”.

Morga, agregó que el habría salido ayer para Durango, sin embargo tuvo que cancelar el vuelo debido a lo ocurrido, esperando que no hubiera mayores consecuencias.

McAllen es también escenario de protestas

Domingo García, presidente nacional de LULAC, este domingo  al medio día realizó una rueda de prensa en la ciudad de El Paso, a raíz de lo sucedido.

García estableció que el mensaje fue dirigido principalmente a Donald John Trump pidiendo que deje a un lado  la retórica política contra los inmigrantes; “que dejen de utilizar al inmigrante latino como una piñata política; también estamos pidiendo que baje la campaña y la política de odio que ha lanzado este año y que el FBI forme un equipo especializado en terrorismo hacia México promovido por la  extrema derecha”.

El presidente de LULAC  dijo que se está buscando una reunión con el presidente  Trump para encontrar una solución al problema de la  migración indocumentada, así como también disminuir la presión que en este momento ejerce la Casablanca sobre la política migratoria indocumentada y exigir una mayor control de armas así como prohibir la venta de armas AK 47 y rifles de largo alcance..

Preguntado sobre si habría algún efecto el llamado que tanto LULAC como otras organizaciones han hecho  o si esto continuaría como parte de su campaña política a lo que García respondió que, “va a llegar a un punto en que va a ser alto el costo político va a ser tan fuerte y el voto de castigo que vendría en noviembre de la comunidad latina va ser tan fuerte que lo va sentir en las urnas”.

García  dejó en claro que mientras no pare la  política de odio promovida por Trump continuará provocando divisionismo en la comunidad y además podría ocurrir un panorama más grave que lo acontecido en California y en el Paso.

Gobierno de México reacciona ante el hecho.

Marcelo Ebrard Casaubon, secretario de relaciones exterior de México, en un comunicado de prensa  rechazó y condenó, “de manera absoluta el cobarde ataque perpetrado ayer en El Paso, Texas, el cual considera como un acto terrorista contra mexicanos inocentes.

Por tal motivo, el gobierno de México, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) emprenderá una serie de medidas jurídicas, diplomáticas y de protección para garantizar justicia para las víctimas del tiroteo y proteger los derechos de las comunidades mexicanas en Estados Unidos. Aquí el documento completo. https://www.gob.mx/sre/prensa/mexico-considera-el-ataque-en-el-paso-un-acto-de-terrorismo-contra-mexicanos-en-estados-unidos.

Entre las medidas adoptadas, destaca que “con respeto a su ámbito de acción, y en caso de que así lo decida el titular de la FGR, se inicie una denuncia por terrorismo en contra de nacionales mexicanos en territorio de Estados Unidos”.

Por Luis Ángel Galván Peimberth

Especial/Enlace magazine

Deja un comentario