Quienes creen que ganaron con cancelación de Metrobús, perdieron: Campos Murillo

DURANGO, DGO.-Se había hecho un estudio exhaustivo sobre las ventajas de tener el Metrobús en La Laguna, donde quienes ahora son concesionarios del transporte público tendrían mejores ganancias, por lo que al final saldrán perdiendo, aseguró Jorge Campos Murillo, titular de la subsecretaría de Movilidad y Transporte en el estado.

                Luego de muchas reuniones, viajes a la Ciudad de México para entrevistarse con las autoridades de SCT y otras dependencias, de cubrir todos los requisitos, entre ellos, la inversión que el gobierno del estado aplicaría en esta obra, decidieron cancelarla, manifestó, en perjuicio de los concesionarios, los cuales, se encuentran con un 80% de unidades que ya son muy viejas y que se encuentran fuera de la legalidad, pues ya no pueden circular, y a quienes, adelantó, se les aplicará la ley.

                “Si piensan que obtuvieron un triunfo en la cuestión de La Laguna, dos o tres transportistas inconformes, que todos sus vehículos están fuera de la legalidad, se equivocan porque habrían tenido la oportunidad de su vida para establecer un fideicomiso, que de esos vehículos, arriba del 80%, se les iba a dar la oportunidad de tener un financiamiento”, apuntó, porque el ahorro de combustible con el Metrobús, que usa gas natural, era significativo, y las nuevas unidades se hubieran pagado con solo el 30% de la ganancia de este nuevo medio de transporte.

                Lo que se buscaba también es que se entrara a una nueva dinámica de más respeto a la ecología, ya que, destacó, así como hay un fuerte problema de contaminación en el agua, también la hay por las emisiones de gases de los automóviles y el transporte público, y que además tendrían la posibilidad de ganar más en cuestión económica, “y ahora se va a ver la diferencia, porque tanto Torreón como Matamoros siguen con el proyecto, a ellos no se les castigó, a ellos no se les puso a levantar la mano con personas ajenas al transporte”, subrayó.

Por Carlos Yescas Alvarado

Especial/Enlace magazine

Deja un comentario