Programa 3×1 “no cabe” en agenda presidencial

Fotografía (enlacemagazine@hotmail.com)

CIUDAD DE MÉXICO.-Hoy, en reunión llevada a cabo, en las oficinas de la Secretaría de Bienestar en la Ciudad de México,   la expectativa de una oportunidad para lograr una mayor interacción entre migrantes y gobierno federal, quedó solo en eso, en una mera expectativa, pues a decir de los representantes de comunidades en el exterior, el intercambio entre las autoridades federales encargadas de encontrar un punto de equilibrio para allanar el camino y destrabar los recursos federales destinados para el Programa 3×1 no se dio.

Esta reunión fue concertada de manera previa entre migrantes y autoridades federales.

A la cita acudieron representantes de Michoacán, Jalisco, Durango, Puebla y Zacatecas.

Los planteamientos hechos de manera directa por los presidentes de clubes y federaciones de mexicanos en el exterior, apuntaron en todo momento en la manera en cómo se iba a trabajar en este 2019, así como el futuro de este programa y sus posibles ajustes o modificaciones.

Inicialmente, Efraín Jiménez de Zacatecas expuso a la funcionaria federal que  esta reunión se buscó porque se pretendía establecer la manera de cómo se iba a trabajar.

“Nosotros no venimos a pedir, venimos a ofrecer, tenemos 30 millones de pesos listos para invertir, sin embargo no vemos cómo hacerlo porque no han definido si este programa va a continuar, así como el monto a destinar”.

Previo a la intervención de Ariadna Montiel Reyes, subsecretaria de Desarrollo Social y Humano, se acordó  entre la representación jurídica y los migrantes de que habría un periodo de tiempo para llevar a cabo conciliaciones entre los estados, clubes y Bienestar para saldar cuentas así como un periodo de investigación de 5 años anteriores a esta administración.

A su vez, Martín Martínez de Gómez Palacio, y parte de la Federación Durango USA, externó sus dudas sobre las actuales reglas de operación e hizo hincapíe que en el caso de Durango no debería de dársele cabida a Luis Ernesto García Barrón, director del Instituto de Atención al Migrante y su Famlia debido a la falta de transparencia con la que este se ha manejado sobre dicho programa.

 Por su parte Montiel Reyes,  afirmó que este programa originalmente destinado  a migrantes no está como tal contemplado en las prioridades de Andrés Manuel López Obrador, presidente de México.

“No se está en contra del modelo, pero la situación que se ha venido encima ha tomado otro rumbo y se busca dar prioridad al apoyo humanitario, es decir ayudar a nuestros migrantes centroamericanos, por humanidad”.

La funcionaria federal aseguró que el programa 3×1 no desaparece. Sin embargo, aclaró, “está en fase de evaluación; el presidente tiene otras prioridades, entre ellas las escuelas, sembrando vida, entre otros”.

Citó que en este momento en la visión del ejecutivo federal hay 5 grandes programas pero no precisamente el de los migrantes.

Señaló además que esta evaluación implica una investigación de los últimos 5 años en los que los migrantes han participado así como las diversas dependencias en los 3 niveles de gobierno.

Se estima que durante ese periodo de tiempo se habrían invertido 5 mil millones de pesos, mismos que estarían sujetos a revisión y con sus respectivas repercusiones.

Dijo además que en este momento el gobierno federal está sujeto a un periodo de prueba donde el tiempo es vital para contrarrestar a las exigencias de la administración federal de los Estados Unidos por lo que dichos esfuerzos estarían dirigidos a ese rubro.

Montiel Reyes insistió en que se apoyarán los programas del presidente, a lo que fue cuestionada sobre ello, no aclarando cual sería el futuro inmediato de dicho programa así como tampoco  especificó el monto a destinarse para cada uno de los estados.

En entrevista por separado, Vicente Ortiz de la representación jaliciense en California y de Movimiento Migrante mostró preocupación por el actuar del ejecutivo federal al expresar que la figura del migrante no ha sido valorada en su justa dimensión.

“Al parecer hay mucha voluntad de la subsecretaria, pero no así del presidente de México, para él los migrantes somos invisibles y que lástima que 40 millones de mexicanos de primera y segunda generación estén olvidados y que el presidente con sus programas sociales destinados a apoyar a los centroamericanos deja totalmente fuera el programa y el apoyo a los migrantes”.

Roberto Bravo, presidente de Federación en los Ángeles, al término de la reunión expresó que en un  inicio sintió  que si había la buen voluntad, “pero cuando llegó la subsecretaria y se le cuestionó y nos dijo que no va el programa 3×1, sentí que me aventaron un balde de agua y  me mostró que no somos parte de, cuando los migrantes somos los proveedores de la segunda entrada de recursos al país, entonces ¿para qué somos nosotros?

Señaló que no se toma en cuenta el principio de que el migrante es el que propone, “tal parece que si no son obras que el presidente quiere, entonces no hay oportunidad, y agregó, “tal parece que pesa más un transmigrante centroamericano que un mexicano en el extranjero”.

Por su parte, Alvaviola García,representante del COVAM en Durango reconoció el esfuerzo de las autoridades por sacar adelante los compromisos, sin embargo, señaló, “les falta mucho conocimiento del programa, es necesario saber para poder tomar decisiones, de lo contrario esto nos llevará a cometer errores donde los migrantes seremos los perjudicados”.

García se comprometió además a ser parte del proceso de depuración del padrón de clubes que no han cumplido con los lineamientos.

Acuerdos

En 15 días se programarán mesas de conciliación entre clubes, delegación y secretaría para conocer los saldos de obras.

Se revisarán los últimos 5 años del programa.

Todos los estados están pendientes con aclaraciones.

No hay programas de becas en el 3x

Generar mesas de trabajo para definir proyectos encaminados a las prioridades del ejecutivo federal.

Por Luis Ángel Galván Peimberth

enlacemagazine@hotmail.com

Deja un comentario