Panistas señalan que lo sucedido con el gobernador fue orquestado por Morena

-Marina Vitela, alcaldesa electa de Gómez Palacio, rechaza las acusaciones.

DURANGO, DGO.-José Rosas Aispuro Torres, gobernador de Durango, se convirtió en nota nacional al ser recibido con abucheos y gritos de “fuera, fuera”, durante la visita de Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, a Gómez Palacio, en la Comarca Lagunera, y sobre todo, por su reacción, que algunos señalaron de enojo, y por manifestar que se trataba de personas que no dan la cara y que obedecen a “intereses oscuros”.

                Tras el incidente, no se han hecho esperar las reacciones, por lo que este día se dieron cita la mayoría de los alcaldes electos del Partido Acción Nacional (PAN), para manifestar su respaldo al gobernador, y para señalar que todo fue orquestado por Morena, y también, para criticar la forma de tomar decisiones del presidente.

                Lorenzo Martínez Delgadillo, presidente estatal del PAN, destacó que Aispuro Torres siempre “atiende a la gente”, y subrayó que este partido seguirá acompañándolo durante su gobierno, “y habremos de respaldar que estos proyectos no se cancelen de la manera en que se pretende hacer, con métodos electorales marca patito, a mano alzada, que no es válido en estos tiempos, cuando vivimos en un estado de derecho”.

                También David Ramos Zepeda, diputado local por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), se unió a las acusaciones en el sentido de que fue Marina Vitela Rodríguez, alcaldesa electa de ese municipio, quien armó todo para los abucheos y para lograr la cancelación del proyecto del Metrobús.

                Vitela Rodríguez ofreció una rueda de prensa desde la Comarca Lagunera, que fue replicada por la página oficial de Morena en Durango, en la que negó rotundamente las acusaciones en su contra, y destacó, “quiero expresarles que la visita del presidente fue muy oportuna para toda la ciudadanía”, esto, explicó, porque ahora se pueden manifestar de forma libre.

                “La expresión del gobernador polariza y divide, porque en las ocasiones en que han platicado conmigo, yo les dije durante todas las ocasiones que habría que sentarse con los transportistas que manifestaban de diferentes formas su negación a un proyecto, donde siempre lo manifestaron, no se sentían incluidos”, comentó.

                Asimismo, apuntó que no solo fue el tema del Metrobús por el que se manifestaron, porque hay prioridades para los ciudadanos, “es como una casa, no puedes poner una alfombra cuando ya tienes un hoyo en el techo”, dijo, y para el gobierno federal también hay prioridades, por lo que es prioritario la construcción y equipamiento del hospital, y en ese sentido se toman las decisiones.

Por Carlos Yescas Alvarado

Especial/Enlace magazine

Deja un comentario