Trabajo infantil, un reto en el que se avanza con la participación de todos

Fotografía (Carlos Yescas Alvarado)

-Empresarios reciben reconocimiento por no contratar a menores de edad.

DURANGO, DGO.-En el marco del Día Internacional contra el Trabajo Infantil, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STyPS) en el estado, entregó reconocimientos a 21 empresas que se han sumado al compromiso de no contratar menores de edad, para erradicar esta problemática en la que todavía se encuentran cerca de 45 mil duranguenses.

                Israel Soto Peña, titular de esta dependencia, señaló que el reconocimiento se hace en base a la convocatoria que se emitió, para revisar que no se tenga a menores trabajando, o bien, a menores en edad permitida, que sería de 16 años en adelante, por lo que celebró que “cumplan con la ley, por eso se les reconoce que sean socialmente responsables, que están comprometidas con los valores de la sociedad y ese es el caso de muchas empresas pequeñas y medianas y que es un compromiso de todos, seguir trabajando para erradicar el trabajo infantil”.

                Las empresas que obtuvieron el reconocimiento son: Grupo Vizcaíno; Hydro Motors; Grupo Herleza, Blue Point; Rectificaciones Aviña; Servicios Industriales Rodríguez; Autopartes de Santiago; Materiales y Corrugados La Glorieta; Aptiv; Taquería Olvera; Forestal Yaqui; Productora Forestal de Santiago; Navar Breach; Grupo Industrial Sezaric; Industrial Forestal Vitomex; Madymsa; Frutería Martínez; Súper Rivera; Comercial Halmos; Gasolinera La Cantera; Ferretería y Materiales del Ángel; Unecofaez (Unión de Ejidos y Comunidades Emiliano Zapata).

                Asimismo, el secretario manifestó que el 80% de los menores que están trabajando son menores de 15 años, es decir, no están en edad legal para hacerlo. La mayoría trabaja en negocios familiares o en actividades en las que participa la familia, y es que, subrayó Soto Peña, “tiene que ver con un tema cultural, y así lo dicen los diagnósticos, porque la gente sigue pensando que una manera de formar a los hijos, es poniéndolos a trabajar, sobre todo en el medio rural, y este tipo de prácticas tenemos que erradicarlas en conjunto, entre todos”.

                Al inicio de la administración estatal eran 57 mil menores quienes estaban trabajando en el estado, y al momento, son 45 mil, con la expectativa de que se disminuya en los próximos años.

Nuevo Ideal, con mayor cantidad de menores trabajando en el estado

Por su parte, Armando Del Castillo Herrera, secretario ejecutivo del Sistema Estatal de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna), manifestó que desde hace año y medio se trabaja en coordinación con la STyPS en el estado, en jornadas de prevención sobre este tema, con buenos resultados, pues se ha logrado la reducción que el secretario manifestó, en tan solo ese tiempo, por lo que Durango pasó del séptimo lugar en este tema, al 18 a nivel nacional.

                En los municipios, Nuevo Ideal es quien lleva la delantera, y esto por el trabajo de jornaleros agrícolas que migran con toda su familia, incluso desde otros estados de la república, lo que incrementa las cifras.

                Desafortunadamente, comentó, es muy complicado terminar de tajo con un problema como este, al que hay que agregarle a los menores que piden dinero en las calles, por lo que se prepara un programa especial, en conjunto con los municipios, para retirarlos de la calle y brindarles oportunidades de seguir estudiando y sobre todo, de seguridad. Este problema se presenta con mayor regularidad en ciudades más grandes, como la capital, Gómez Palacio y Lerdo.

La prioridad para un menor debe ser la educación

Sotero Soto Mejorado, presidente del Consejo Cívico Ciudadano de Durango, señaló que esta organización también se ha unido a los esfuerzos de la STyPS en el estado para reducir los índices de trabajo infantil, sobre todo haciendo conciencia en los padres.

                “Deben entender que la necesidad de un hijo, para integrarse a la sociedad, es el factor educativo como tema principal, no tanto el trabajo para que lleve un sustento a la familia, porque esa labor le corresponde netamente a los padres”, subrayó.

                Reconoció que no es un tema fácil, sobre todo en la zona serrana y en otros municipios, porque por cuestión cultural, para muchos padres de familia primero está el trabajo y la cuestión económica, antes que la educación de sus hijos.

                Sobre todo en la zona sierra, aproximadamente de cada 25 menores que acuden a la escuela, hay siete que tienen que realizar algún trabajo en busca de remuneración económica, por las condiciones de pobreza en que vive su familia y la zona en que vive, en general. En el caso de la capital, la cifra baja a dos menores que se ven obligados a laborar, por cada 25.

                En la cuestión de las empresas, reconoció que hay respeto a las exigencias de la ley, “porque el empresario en Durango es muy responsable y respetuoso, porque hay que acordarnos también que existen multas y temas económicos que las empresas no les interesa tener un sobrecosto por caer en este tipo de prácticas.

Un compromiso permanente

De parte de las autoridades presentes en este evento, así como de las empresas reconocidas y representantes de cámaras empresariales que acudieron, reiteraron el compromiso de seguir trabajando en conjunto para reducir los índices de trabajo infantil en Durango, cada quien haciendo la parte que le corresponde, y entendiendo que no es un tema sencillo.

                Finalmente, durante su participación, el secretario del Trabajo en el estado hizo el llamado para que todos sumemos esfuerzos y le demos un mejor futuro y a mayor protección a quienes, dijo, son lo mejor que tenemos, nuestros niños, niñas y adolescentes.

Por Carlos Yescas Alvarado

Especial/Enlace magazine

Deja un comentario