Estudiantes de la Fader denuncian que también les robaron dinero de su cena de graduación

-Ya habían señalado que los defraudaron con el dinero de sus bandas.

DURANGO, DGO.-En días pasados, estudiantes de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas (Fader y Cipol) de la Universidad Juárez del Estado de Durango (UJED), manifestaron que los habían estafado con el dinero que habían aportado para su celebración, conocida como “las bandas”, en la que se contratan grupos musicales de este género para convivir con familiares y amigos, y ahora, al parecer, también los han estafado con el dinero para su cena de gala.

                Señalan a una de sus compañeras, de nombre Valeria, quien era la encargada de reunir el dinero, y quien presuntamente también participó en la estafa de las bandas, de quedarse con 73 mil 500 pesos, que debía pagar a la empresa que organiza su cena de gala, pero a la fecha no se ha entregado ese dinero, y al momento ya no acude a la escuela, no contesta llamadas y se dice que incluso se mudó del domicilio en el que vivía, sin que se sepa su paradero.

                Son 30 los estudiantes que se han visto afectados, con 150 mil pesos de las bandas, y lo de la cena de gala, que en total dan 223 mil 500 pesos. Afirmaron que ya se interpuso la denuncia correspondiente ante la Fiscalía General del Estado, sin embargo, les explicaron que todavía no se puede tomar ninguna acción en contra de esta joven, ya que todavía no vence la fecha en que se tiene que llevar a cabo la cena, por lo que todavía tiene oportunidad de pagar y que no se le impute ningún delito.

                Al saberse lo de las bandas, los estudiantes comenzaron a dudar de lo que sucedía con su cena, y manifiestan que todavía la semana pasada tuvieron contacto con esta persona, quien les aseguró que pagaría, y  que todo estaba bien, pero posteriormente desapareció. La cuestión es que esa cantidad se debe cubrir en un plazo de tres días, para que se lleve a cabo el evento, sin embargo, señalaron que ya ninguno tiene la capacidad económica como para pagar nuevamente lo que ya habían aportado.

Por Carlos Yescas Alvarado

Especial/Enlace magazine

Deja un comentario