El poder ejecutivo y legislativo están en contubernio para proteger a presidente del Tribunal

Fotografía (Carlos Yescas Alvarado)

-Se le debe de llevar a un juicio político, porque así lo marca la ley, asegura abogado.

DURANGO, DGO.-Alejandro Acosta Nájera, quien se ha desempeñado como juez de distrito en Durango, también tiene algunas semanas señalando que la presencia del presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Durango es ilegal, ya que el anterior presidente no terminó el periodo, por lo que al actual le correspondía solamente concluirlo, que era de dos años.

                La ley de responsabilidades de los servidores públicos, comentó, es clara “y no podemos dejare de observar la ley, porque el que debe cumplir con los requisitos constitucionales, que es el pleno del Tribunal Superior de Justicia, pero si no lo realiza, esperamos que entre el Congreso del estado con esta ley para que de cumplimiento e inicie el juicio político”.

                Sin embargo, afirmó, solo se le han dado largas a este asunto entre los diputados locales, ya que tienen tres días para tramitar el juicio y notificar a la persona señalada, quien tendrá siete días para contestar y luego un periodo de 30 días para desahogar pruebas y entonces entrar a un lapso de alegatos, en los que se tendrán las conclusiones para entregarlas al pleno del Congreso, pero, destacó, nada de esto se ha realizado ni se ha iniciado siquiera el trámite.

                Acosta Nájera subrayó que “consideramos que hay un contubernio tanto del poder legislativo como el poder ejecutivo, porque no hay otra explicación para no darle trámite a algo tan sencillo, aplicando simplemente la ley de responsabilidades”.

                Ante la falta de acción, tanto del tribunal como de los legisladores, dijo, se buscará exponer este caso ante instancias federales, pues se trata de que haya orden dentro de quienes se supone son los primeros que deben hacer respetar la ley, y no ha sucedido, a pesar de que existe, recalcó, una reglamentación al respecto, “y no podemos dejar de observar la ley”.

Por Carlos Yescas Alvarado

Especial/Enlace magazine

Deja un comentario