2010:Decepción Migrante

DURANGO, DGO.-Los sucesos acontecidos en el 2010 en  torno al tema migratorio  ya han tenido sus efectos: el voto del castigo ejercido por los electores dio a los republicanos la oportunidad de re dirigir las políticas migratorias en el 2011; el rechazo al ‘Dream Act’, truncó la esperanza de más de un millón de estudiantes por alcanzar su propio sueño educativo; y la ley SB 1070 de Arizona  es la muestra del espíritu xenófobo  aún existente en el vecino país del Norte.

Las promesas de campaña ofrecidas en su momento por el entonces candidato Barack Obama no fueron cumplidas al menos en un corto plazo y  votantes latinos dijeron sentirse decepcionados de ello.

Y con el afán de recordarle al ahora presidente sus promesas incumplidas,  las calles de Washington D.C, Chicago, Los Angeles,  Nueva York, Dallas,  entre otras fueron testigos de las manifestaciones  de miles de inmigrantes a favor de “un proceso de reforma  integral”, sin embargo no fue suficiente, el tema quedó fuera del interés de los congresistas y también del mandatario.

A partir de  enero la Cámara Baja del Senado  con la predominancia republicana dibujará un nuevo  bosquejo de la política migratoria.

 Sumado a ello y como parte de una política negada a aceptar a los inmigrantes indocumentados y que dio prueba de los intereses republicanos ávidos en  promover políticas antiinmigrantes fue  un reporte de investigación   presentado por National Public Radio, (NPR) en octubre del 2010 que  develó la creciente industria carcelaria donde un factor importante en ella es el inmigrante indocumentado.

La   Corporación de Correccionales de América, (CCA), el sistema más grande de prisiones privadas en los Estados Unidos con contratos millonarios con el gobierno estadounidense,  ingresa por cada prisionero un aproximado de 94 dólares diarios.

De acuerdo al estudio de NPR también delató  el contubernio  entre los intereses de Jean Brewer, gobernadora de Arizona, los legisladores a favor de la SB1070 y los empresarios dueños de CCA.

 El  camino para alcanzar una reforma migratoria  para los más  de 12 millones de personas indocumentadas será una cuesta arriba difícil de escalar.

                                      La comunidad    Opina

Juan Hernández, ex funcionario de la administración del ex presidente de México Vicente Fox, habló  con Enlace magazine y señaló que factores como el desinterés de los votantes americanos y el mismo gobierno americano fueron parte del desinterés por lograr una reforma migratoria.

“Vivimos en una nación que a veces tarda en hacer lo mejor,  Estados Unidos  hará lo correcto para todos los americanos,  para todos los indocumentados. Podemos  culpar a los demócratas a los republicanos  podemos culpar a los presidentes y  también a nosotros mismos,  todos, por  nuestra apatía, posiblemente”, dijo Hernández.

El Dr. Hernández reconoció “que los ciudadanos americanos” dijo, “no hemos hecho suficiente y los que son anti reforma migratoria han hecho mas que nosotros, sin embargo yo creo que debemos  de esperar que pasen cosas buenas, especialmente para esos jovencitos  que han dado una cara por lo correcto, (refiriéndose al Dream Act), por aquellos que deberían de tener el derecho  de portar una identificación como ciudadanos “, puntualizó el ex funcionario.

Para Gustavo Bujanda,  de Allen Texas, el 2011 lo anticipa como un año duro, con un número mayor de iniciativas a nivel local y estatal similares  a la de Arizona.

”Habrá una postura más rígida a nivel federal, debido al nuevo balance de poder producido por las elecciones del pasado noviembre, en donde el partido republicano ahora dominará gran parte de la agenda legislativa, y cuya visión en torno a una posible reforma migratoria integral se enfoca en los aspectos de control de la fronteras y aplicación vigorosa de medidas punitivas a la inmigración ilegal” y agregó, “los próximos dos años deben ser para los hispanos un periodo en el que en vez de marchar deben cabildear, formar y financiar comités de acción política que apoyen a candidatos afines a sus aspiraciones e intereses’, opinó Bujanda.

Alfredo Castañeda, oriundo de Vicente Guerrero Dgo, y residente de Dallas, dijo que México sigue siendo importante para EU sólo que el interés se centra en el aspecto económico.

 “Los aún suficientes recurso naturales y la mano de obra de México siguen siendo un atractivo muy fuerte para que los EU ignore  la necesidad de una reforma migratoria”.

Tereso Ortiz, de Casa Guanajuato en Dallas,  coincidió al opinar que  la hasta aún poca participación de los latinos en temas de prioridad como la reforma migratoria sólo retrasarían cambios positivos para la comunidad.

Dijo además que hacen falta cambios en las dirigencias de los representantes de la comunidad hispana;”Todavía no tenemos lideres con los sentimientos a los que participamos y vivimos aquí; son de mucho renombre pero a la hora de la verdad solo alcanzan su lugar y luego se avergüenzan de sus representados”, puntualizó Ortiz.

José Jáques , ex diputado migrante, vislumbra un año  donde el futuro  de la reforma migratoria es una acción de la política neoliberal llamada “ contratación de terceros para servicios” (outsourcing), donde dijo es la acción de las diversas organizaciones sindicales americanas en comunión con México,  a futuro  pretenden llevar a cabo el sistema de trabajo de día con día,

“Es estar empleando a los trabajadores de manera diaria sin acumular ningún tipo de derechos y prerrogativas; dando prioridad a las leyes laborales sobre las migratorias y satisfaciendo las demandas de los empresarios a costa de los derechos de los trabajadores”, concluyó Jacques.

Por Ángel Peimberth

enlacemagazine@hotmail.com

Deja un comentario